El Cairo, Egipto.– Una dramática situación vive Samuel Nlend, jugador camerunés, llegó hasta Egipto para enrolarse en las filas del club Al Ittihad, tras ser despedido de su equipo, por haber salido positivo a la prueba del VIH.

El seleccionado del equipo de fútbol de Camerún Nlend, de 21 años,  todavía no logra comprender las razones de su marginación, la que se tomó luego de realizarle exámenes médicos.

El jugador que defendió a su país en la última Copa Africana de Naciones ve complicada sus opciones de continuar su carrera, pese a que no existe una regla que le impida practicar el fútbol profesional con esta condición.

Nled se perfilaba como una gran figura del futbol africano, pues ya jugó con la selección completa de su nación y marcó en la victoria de Camerún ante República del Congo. El jugador está preocupado por la publicación de los resultados por parte del equipo que podría afectarlo como persona.

Escribe: Marlon Castillo / Diversas fuentes