El funcionario informó que el país trabaja para controlar la epidemia para el 2020

Fuente: Acento de República Dominicana 

Santo Domingo, República Dominicana.- El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), favoreció que las acciones de prevención y atención para controlar la epidemia del VIH, incluyendo la realización de pruebas, sean incorporadas a los centros de atención primaria.

Terrero informó, además, que la República Dominicana trabaja para controlar la epidemia para el año 2020, a través de la estrategia 90-90-90 impulsada por ONUSIDA.

El funcionario intervino en el congreso de la Mujer Medica y Atención Primaria, que conoció los retos del sistema de salud en el primer nivel de los servicios de salud.

“La atención primaria garantiza el seguimiento comunitario así como la retención en el servicio y la adherencia al tratamiento”, explicó.

República Dominicana está obligada a implementar modelos de gestión en salud cada vez más eficaces para poder mantener los logros alcanzados en la lucha contra el VIH y avanzar hacia nuevas metas.

Dijo que la entrega de los medicamentos antirretrovirales a través de las Unidades de Atención Primaria puede fortalecer la dispensación, haciéndola más eficaz y manejando en mejores condiciones los tiempos adecuados.

Aseguró que la República Dominicana está obligada a implementar modelos de gestión en salud cada vez más eficaces para poder mantener los logros alcanzados en la lucha contra el VIH y avanzar hacia nuevas metas.

“La epidemia del VIH ha entrado en una fase decisiva de transición, tras los logros alcanzados, por tanto, es necesario fortalecer los modelos de gestión que permitan mantener esos logros y encarar nuevas metas, de cada a la disminución de la epidemia”, enfatizó.

Puntualizó que es país concentra sus esfuerzos en controlar la epidemia para el 2020, mediante la estrategia 90-90-90.

“La estrategia 90-90-90 – explicó Terrero- busca que para ese año el 90 por ciento de las personas con VIH conozca su condición serológica, que el 90 por ciento de estas accedan a tratamiento antirretroviral y que el 90 por ciento en tratamiento tenga la carga viral suprimida”.

Agregó que para hacer lograr mayor impacto en la lucha contra la epidemia es necesario enfrentar las desigualdades y garantizar el ejercicio del derecho a la salud.

“Esto implica –observó- priorizar las comunidades más vulnerables, asegurar la educación y salud para todos, promover la igualdad de género, poner fin a la violencia de género y pasar a la historia el estigma y la discriminación”.