Buenos Aires, Argentina.- Diversas organizaciones que integran el Frente Nacional por la Salud de las Personas con VIH nos manifestamos ayer frente al Congreso de la Nación Argentina para reclamar el inmediato tratamiento de la Nueva Ley de VIH, Hepatitis e infecciones de transmisión sexual (ITS) que se encuentra frenada desde hace tres meses.

Los distintos colectivos y organizaciones que trabajan en VIH, amigos/as, familiares y activistas realizamos un acto sobre la Avenida Rivadavia y desplegamos una enorme bandera roja que formó el clásico lazo, símbolo de la solidaridad por el VIH.

El 13 de junio pasado la Comisión de Acción Social y Salud Pública de la Cámara de Diputados dio dictamen favorable al proyecto presentado por las organizaciones y desde entonces se encuentra frenado en la Comisión de Legislación General. Es fundamental que sea tratado en la Comisión de Legislación General como así también en la Comisión de Presupuesto y Hacienda para ser luego debatido en el recinto. Ello debe darse antes de fin de año ya que el proyecto corre riesgo de perder estado parlamentario y volver a foja cero.

“Es urgente para nuestro país contar con una nueva ley que tenga enfoque integral y perspectiva de derechos humanos y necesitamos el compromiso de nuestros representantes en el Congreso para lograrlo”

En Argentina aproximadamente 126.000 personas viven con VIH y 800.000, con hepatitis C. La Ley Nacional vigente 23.798 fue sancionada en 1990 y si bien en su momento fue innovadora y eficaz, actualmente resulta insuficiente y atemporal. El proyecto presentado (N° E6139-D-16) es una reforma de la ley existente y ha sido trabajado y consensuado desde hace más de tres años por Redes y Organizaciones de la sociedad civil que trabajan en VIH y hepatitis, instituciones de la sociedad científica, organismos internacionales y de actuación estatal nacional y provincial.

“Es urgente para nuestro país contar con una nueva ley que tenga enfoque integral y perspectiva de derechos humanos y necesitamos el compromiso de nuestros representantes en el Congreso para lograrlo“, expresa Lorena Di Giano, Directora Ejecutiva de Fundación GEP (Grupo Efecto Positivo).

Plantón en congreso argentino / Foto: José Luis Schanzenbach

Uno de los avances de este nuevo proyecto es la incorporación de garantías para la prevención y tratamiento de las hepatitis virales y las ITS (actualmente las hepatitis no cuentan con marco normativo; hay faltantes de medicamentos para hepatitis C y 500 personas están en lista de espera para acceder a la cura). Además, incluye los aspectos sociales de las enfermedades con perspectiva de Derechos Humanos; contempla a niños y niñas, adolescentes y jóvenes nacidos con VIH; prevé la conformación de un observatorio contra el estigma que aún afecta a las personas con VIH y su entorno; así como sanciones ante la discriminación en el acceso al empleo.

Al finalizar la concentración, las organizaciones presentamos un petitorio en Mesa de Entradas del Congreso para que pronto se convoque a una reunión conjunta de las comisiones de Legislación General y Presupuesto y Hacienda y se asegure el tratamiento y dictamen del proyecto de ley.

“Exigimos que la Comisión de Legislación General y la Comisión de Presupuesto y Hacienda convoquen a una reunión conjunta para darle tratamiento y dictamen al proyecto en el que las organizaciones de afectados hemos venido trabajando consensuadamente hace más de tres años, a fin de llegar a tiempo al recinto y que no pierda estado parlamentario. Ya tenemos el compromiso del Presidente de la Comisión de Legislación General, el diputado Daniel Lipovetzky; estamos esperando que el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, el diputado Luciano Laspina, acepte realizar esta reunión conjunta de comisiones; mientras tanto en Argentina hay personas que en fases avanzadas de hepatitis C esperan un tratamiento que no llega y se les va la vida“, señala José María Di Bello, Secretario de Fundación GEP.

Fuente: Nota de Prensa de Fundación GEP