Idas y venidas en designaciones del sector salud, hacen pensar que existe una pugna en el poder dentro del sector 

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Siguen los cambios. Menos de 15 días duró la designación de  la médico cirujano Silvia Ester Pessah Eljay, ex ministra de Salud Pública durante la gestión de Patricia García Funegra, que fuera designada como Jefa del Instituto Nacional de Salud (INS),  del Ministerio de Salud. Fuentes al interior del INS indican que Pessah debió renunciar al cargo por presiones políticas al interior de esta dependencia, al pertenecer a la gestión anterior.

En tanto, mediante Resolución Suprema N° 018-2017, el presidente Pedro Pablo Kuczynski y el ministro de Salud Fernando D’Alessio designó al médico cirujano César Augusto Cabezas Sánchez, en el cargo de Jefe del Instituto Nacional de Salud.  Cabezas Sánchez ya estuvo en el mismo puesto entre el 2010 y 2011 y durante el 2012 al 2014, durante los gobiernos de Alan García y Ollanta Humala.

El nuevo jefe del  INS es médico infectólogo de dicho instituto, donde realizó investigaciones sobre Hepatitis B,  que han tenido impacto en la reducción de casos que permitió establecer la  vacunación universal contra HBV en el Perú.

Cambios en Cenares 

Del mismo modo, mediante Resolución Suprema Nº 019-2017/SA  el jefe Estado y el ministro de Salud, designaron al magister en administración Orestes Felipe Cáceres Zapata, en el cargo de Director General del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud – CENARES del Ministerio de Salud, que estuvo presidido por José Antonio Gonzáles Clemente, desde noviembre del 2016.

Se conoce que Orestes fue asesor de la Gerencia Municipal Metropolitana desde el 2010 y laboró en el organismo público descentralizado de la Municipalidad Metropolitana de Lima, encargado de la implementación y operación de los sistemas de transporte público masivo de la ciudad – Protransporte.

Cenares,es una de las dependencias del Ministerio de Salud, considerada como estratégica, pues realiza las compras de medicamentos, vacunas e insumos médicos.

La sociedad civil a través del colectivo GIVAR, ha vigilado el abastecimiento de medicamentos para el VIH desde hace 6 años, donde se ha logrado visibilizar diversos nudos críticos en el sistema de provisión de medicamentos, al ser un órgano desconcentrado de alcance nacional dependiente del Despacho Viceministerial de Prestaciones y Aseguramiento en Salud y complejo.

Cenares, es responsable de gestionar el abastecimiento sectorial e intergubernamental de los recursos estratégicos en salud con las mejores condiciones del mercado, garantizando su accesibilidad, disponibilidad y calidad para la población.

DISTRIBUCIÓN DE MEDICAMENTOS Y VACUNAS EN ALMACEN DE CENARES / FOTO: MINSA

Durante la gestión de Gonzáles Clemente, el abastecimiento de medicamentos, tuvo una serie de inconvenientes que generó desabastecimiento en los hospitales del Ministerio de Salud.

En el caso del medicamento antirretroviral para el VIH, Atazanavir se sigue pidiendo donación al gobierno de Brasil, ante la negativa de este y el anterior gobierno de aplicar una licencia obligatoria para reducir el costo del producto, por tener monopolio en el mercado a través de un derecho de propiedad intelectual, otorgado por Indecopi a la empresa fabricante Bristol Myers Squiib hasta el año 2019.

Se conoce que en Aduanas llegó hace unos días la donación de este medicamento para abastecer de medicamentos para el VIH. Mientras tanto otros proveedores de medicamentos especializados para el VIH han incumplido sus entregas en las compras corporativas, pero hasta el momento el Cenares ha sido poco transparente en brindar información a los usuarios sobre este tema.

Si bien los cambios continuarán en el sector, se espera que en las próximas semanas  se designe a un nuevo Superintendente Nacional de Salud – Susalud y directores de hospitales.