La abogada Michelle Suárez ha asumido este martes como senadora en Uruguay, y se convirtió en la primera legisladora transexual de la historia de su país.

Montevideo, Uruguay.- Con 33 años, Michelle Suárez ha jurado su cargo en una sesión en el Palacio Legislativo, sede del Congreso en Montevideo, al que accede en sustitución del comunista Marcos Carámbula.

Foto: Agencia AFP

“Cuando me planteé a los 15 años mi identidad femenina y llamarme Michelle, jamás pensé que iba a tener la oportunidad de pertenecer al órgano más representativo de la democracia uruguaya”, declaró a periodistas la nueva senadora.

“La vida me dio oportunidades que jamás pensé que iba a tener”, añadió.

No es la primera vez que Suárez hace historia en Uruguay. En el año 2010 se convirtió en la primera persona transexual del país en obtener un título universitario. Como senadora, Suárez va a continuar defendiendo los derechos de los transexuales.

“Si se quieren ampliar las esferas de derechos y eliminar elementos de postergación, tienen que combatirse una serie enorme de injusticias sociales”, evaluando “correctamente las complejidades que las producen para cambiarlas”, dijo en su discurso de asunción.

Para Suárez, su principal desafío es la aprobación de una ley “integral para dar herramientas jurídicas de inclusión efectiva para la población trans”.

Suárez forma parte del Frente Amplio (izquierda) del presidente Tabaré Vázquez.

Uruguay, durante la administración de José Mujica (2010-2015), fue el segundo país de América Latina en aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo.