Informe desarrollado en 13 países de Latinoamérica indica que todas las mujeres trabajadoras sexuales sufren violencia de parte de los operadores del Estado. 

Lima, Perú.- Todas las mujeres que realizan trabajo sexual en el Perú, han sufrido violencia y abuso por operadores del Estado, revela un informe nacional de Derechos Humanos, desarrollado por la Red de Tranbajadoras Sexuales del Perú – RedTrasex.

Este estudio nace por la necesidad de reconstruir de forma cuantitativa las situaciones de violencia institucional hacia trabajadoras sexuales en la Región, dada la ausencia de información (cualitativa o cuantitativa sistemática ni comparable) sobre la cantidad de  mujeres trabajadoras sexuales (TS) que  experimentan situaciones de violencia en manos de funcionarios policiales y de fuerzas de seguridad en general.

Durante tres meses de 2017 en 13 países de la región realizamos una encuesta voluntaria y anónima con el eje en la violencia institucional contando con un total de 5222  mujeres TS encuestadas.

Azucena Rodriguez, presidenta de la RedTrasex Perú, manifestó que  el estudio “corrobora los hechos de violencia institucional que día a día viven las mujeres que se dedican al trabajo sexual y de la necesidad de promulgar una ley que regule la actividad”.

Indica que parte de la solución a este clima de violencia, es una normativa que ampara y reconozca el trabajo sexual como cualquier otro, precisando que la RedTrasex Perú, tiene un proyecto de ley que se elabora para presentarlo ante el Congreso de la República.

Conferencia de Prensa Foto: RedTrasex

“Existe un vacío legal, porque el trabajo sexual en el Perú, no es ilegal, pero tampoco está reconocido y por esto muchas veces se comenten atropellos a los derechos de las mujeres”, explica Rodriguez del Corso.

Entre los resultados más impactantes del informe regional destacamos:

• El 70% de las MTS encuestadas señaló que ha sufrido, durante 2016, al menos una situación de violencia por parte de las fuerzas de seguridad en el ámbito de trabajo.
• Con respecto a esta violencia más del 90% indicó que quien la ejerce es un funcionario policial (50% policía nacional o provincial, 41% provincial, municipal o metropolitana, 3% militares)
• El 65% indicó sufrir amenazas
• El 76% fue víctima de lenguaje inapropiado
• Al 39% la manosearon y un 26% tuvo relaciones sexuales con algún integrante de la fuerza de seguridad por miedo