Usar el cinturón de seguridad puede conllevar una reducción del 45% al 50% del número de traumatismos mortales y no mortales entre los ocupantes de los asientos delanteros, y del 25% al 75% entre los ocupantes de los asientos traseros. En 105 países, que representan el 67% de la población mundial, hay leyes que regulan el uso de los cinturones de seguridad, tanto para los ocupantes de los asientos delanteros como traseros, de conformidad con las mejores prácticas.

Usar el cinturón de seguridad puede conllevar una reducción del 45% al 50% del número de traumatismos mortales y no mortales entre los ocupantes de los asientos delanteros, y del 25% al 75% entre los ocupantes de los asientos traseros. En 105 países, que representan el 67% de la población mundial, hay leyes que regulan el uso de los cinturones de seguridad, tanto para los ocupantes de los asientos delanteros como traseros, de conformidad con las mejores prácticas.