• Se recomienda a la población no dejar al aire libre recipientes donde pueda depositarse agua de lluvia y apoyar las acciones de fumigación

Madre de Dios, Perú.- El Ministerio de Salud (Minsa) viene coordinando con la Dirección Regional de Salud (Diresa) Madre de Dios la intensificación de las acciones de prevención, fumigación y control larvario del zancudo Aedes Aegypti con el propósito de proteger a la población contra la enfermedad del dengue. Las actividades se realizan en varios distritos de la provincia de Tambopata.

Las tareas de fumigación comenzaron el jueves 04 de enero y se logró nebulizar 18 mil viviendas, hasta la fecha. La intervención se realizó en la ciudad de Puerto Maldonado y en las zonas de La Pastora, La Joya, Pueblo Viejo y El Triunfo. Participan 40 fumigadores, anotadores y jefes de brigada, en faenas de doble turno (mañana y tarde).

Los especialistas del Minsa invocan a la población a participar de manera activa en la campaña de fumigación, que se realizará en diferentes partes del país, permitiendo el ingreso de las brigadas a sus viviendas para poder eliminar el zancudo Aedes Aegypti, transmisor del dengue y zika.

Asimismo, recomendaron a la población reforzar las medidas de prevención contra el dengue por el incremento de lluvias y el intenso calor que se registran en algunas regiones del país, situación que favorece la reproducción del Aedes Aegypti.

Foto: Ministerio de Salud

La población que tiene necesidad de juntar agua en depósitos debe lavar y escobillar frecuentemente en las paredes interiores y luego tapar bien estos recipientes con un plástico (asegurado con una liga o pita) o tapa especial a fin de evitar que la zancuda lo use como criadero para poner sus huevos.

Además, no dejar al aire libre recipientes donde pueda depositarse el agua de lluvia, tales como latas, botellas, neumáticos, trozos de plástico y lona, bidones cortados y chapas, pues genera espacios favorables para que este zancudo pueda reproducirse y se incremente el riesgo de transmisión del dengue. También se debe cambiar el agua de los floreros y recipientes dos veces por semana o reemplazar el agua por arena húmeda.

Fuente: Minsa