Problema de la falta de agua, es uno de los graves problemas que el Perú no ha logrado vencer. Situación de pobreza y salud se agrava cuando falta este líquido vital.

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida. 

Lima, Perú.- La Presidencia de la República publicó los videos en los que se observa al presidente Pedro Pablo Kuczynski explicar a la población del Chala, en la provincia arequipeña de Caravelí, sobre el proceso de desalinización del agua de mar para el abastecimiento de agua potable.

El mandatario viajó ayer a Chala, Arequipa, donde constató los daños ocurridos en el lugar tras el sismo de 6.8 grados de magnitud.

Cuando el presidente Pedro Pablo Kuczynski se disponía a retirarse, una niña se le acercó para informarle que la zona no cuenta con servicio de agua potable y el mandatario le explicó sobre el proyecto para desalinizar agua para consumo de la población.

El jefe del Estado le respondió “les vamos a poner agua” y le señaló “mira, aquí tienes todo el mar, vamos a sacar el agua y en dos años tendrás agua en tu casa”. Luego, la niña le agradeció al mandatario.

Poco después se observa al presidente dialogar con la población, en compañía de la misma pequeña que le hizo la pregunta sobre el abastecimiento de agua, y reiteró sus explicaciones sobre el proyecto para desalinizar el agua de mar.

“Ella me está preguntando, cuándo viene el agua y le he dicho que estamos trabajando en esto y en dos años tendremos agua (…) hay que desalinizar agua de mar, porque aquí hay toda el agua que uno quiere”, indicó el mandatario en el video publicado por la Presidencia de la República.

 

Aunque la respuesta fue malinterpretada por algunos medios de prensa, que tomaron la respuesta como una burla a la necesidad de agua de esta población, el problema de la falta de agua, tiene que ver con la falta de voluntad política y de presupuesto para encaminar las promesas del actual mandatario.

Falta de agua, problema serio 

Al inicio de su gestión, Kuczynski prometió  en que su gestión implementará el servicio de agua potable en todo el país para el Bicentenario de nuestra Independencia en el 2021. Aunque resaltó que “no es nada fácil”.

“No es nada fácil. Van a haber muchas frustraciones en el camino. Yo espero que para el Bicentenario, todos los pueblos y ciudades del Perú tengan un servicio de agua potable. Es una meta bien ambiciosa, lo sabemos, pero tenemos que trabajar en eso”, resaltó el mandatario.

Dos años, no pueden esperar ciudadanos que ansían agua potable hace más de 20 años y que cada vez que un candidato acude a sus pueblos, les promete llevar este líquido hasta su casa.

En nuestro país, se calcula que 4,5 millones de peruanos, en su mayoría, de zonas rurales no tiene agua potable, por lo que su abastecimiento depende de cisternas que encarecen el costo de vida y no garantizan la potabilidad del líquido.  Caravelí, en uno de esos lugares donde no hay agua.

El Estado, tampoco tiene una práctica de llevar agua gratuita y de manera equitativa en los lugares, donde este servicio básico no existe. Al contrario, el agua puede resultar el más caro medio de vida por litro, que en distritos limeños y con poder adquisitivo superior al del poblado de Caravelí.

Resulta irónico que los medios de comunicación, tergiversen la respuesta del presidente Kuczynski y no exijan respuestas claras y acciones concretas de sus promesas electorales, que parece imposible de cumplir ante la falta de decisión política.

La situación es tan problemática, que aún teniendo el agua a disposición de la población, las administraciones son deficientes y el Estado, ha intentado deshacerse del problema, concesionando las empresas a extranjeros, como en el caso de Tumbes, donde aún persisten los problemas y los repentinos cortes del servicio.

La falta de agua, es un problema vital que este gobierno debería poner manos a la obra.