Gobernador suspendido dice que su administración no pagó por servicios a personas con VIH, mientras que procuraduría investiga pagos de gobernación de Córdoba a usuarios inexistentes.

Córdoba, Colombia.– Escándalo de corrupción en el sistema de salud de la gobernación de Córdoba, Argentina.  El suspendido gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, respondió a los señalamientos realizados en las últimas horas por la Procuraduría relacionados con la presunta existencia de un ‘cartel del VIH’ en ese departamento.

En Córdoba mensualmente se habrían desviado al menos 500 millones de pesos (29 millones de dólares aprox.) de la salud del departamento por cuenta de cobros irregulares por la supuesta atención de al menos 800 personas con virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Esa es la cuenta que hace la Procuraduría General sobre un nuevo frente de investigación en el que aparecen algunos de los implicados en otros escándalos de corrupción en el departamento, en el que ya se había destapado el ‘cartel de la hemofilia’, con un desfalco superior a los 50.000 millones de pesos, del síndrome de Down, por más de 1.300 millones, y el manejo irregular de las regalías, con pérdidas superiores a los 25.000 millones.

“El ‘cartel de la hemofilia’ es un juego de niños al lado de lo que hemos descubierto en Córdoba en relación con lo del cartel de las personas con VIH”, dijo el procurador Fernando Carrillo durante la rendición de cuentas del Ministerio Público en Villavicencio.

Aunque el desangre de las finanzas del departamento con usuarios “fantasmas”de VIH, se habría registrado durante la administración del suspendido gobernador Edwin Besaile, el grupo élite de la Procuraduría inició el rastreo de los pagos hechos durante la administración de su antecesor, el cuestionado exgobernador Alejandro Lyons.

Besaile, de otro lado, calificó las declaraciones de Carrillo como “imprecisas e infundadas”, y añadió que reflejan “la animadversión del Ministerio Público contra mi persona”.

“Contrario a la misión constitucional asignada a esa entidad, de velar por los derechos de las personas, lo que se observa es un ensañamiento contra Edwin Besaile Fayad, al ventilar asuntos de posible corrupción sobre hechos que no han sucedido durante mi mandato iniciado el 1 de enero del 2016”, escribió en Twitter.

“Desde enero de 2016 no se ha efectuado, desde la Gobernación de Córdoba, un solo pago por concepto de prestación de servicios a personas con VIH”, añadió.

Además, pidió que los organismos de control verifiquen si a partir del 1 de enero de 2016 se han efectuado desembolsos por ese concepto desde las arcas de la gobernación de Córdoba.

“Preocupa que la máxima autoridad disciplinaria del país realice afirmaciones apasionadas en los medios de comunicación, utilizando nombres propios, causando un daño irreparable en este caso, a mi familia, a mi persona y a una administración. Por eso insto a los mencionados funcionarios para que indaguen en la Gobernación de Córdoba y verifiquen si desde el 1 de enero de 2016 a la fecha se han efectuado pagos por concepto de atención a pacientes de VIH y de la misma manera publiquen los resultados de sus investigaciones, a través de los medios de comunicación y redes sociales que han utilizado”, remató.

La gobernadora de Córdoba (e) Sandra Devia no ha hecho pronunciamiento alguno, pero se conoció que prepara un informe que será presentado este jueves a una comisión de la Procuraduría que llegará al departamento para investigar en detalle los hechos.