‘Verano 1993’,  historia biográfica de la directora Simon, narra la historia de una niña que enfrenta a la muerte de sus padres con VIH.  Ganó  3 premios Goya:  dirección novel para Carla Simón, actriz revelación para Bruna Cusí, y actor de reparto para David Verdaguer

España.- “Dedico el Goya a mis padres biológicos y a todos los de su generación que murieron por el VIH. Quiero dar fuerza a toda la gente que vive hoy con VIH, creo que es muy absurdo que tenga hoy un estigma, no pasa nada por vivir con el VIH”, dijo la directora y guionista, Carla Simón ganadora del premio  Goya a mejor dirección novel por  la película Verano 1993, una de las grandes películas del año y preseleccionada por la Academia española para ser enviada a los Oscar.

 

Carla Simón ha ganado su primer Goya con su opera prima Verano 1993, una película que ha conseguido emocionar a todos los espectadores.

Su historia con el VIH 

La directora de cine en 1993 cumplió seis años y perdió a su madre de una enfermedad asociada al VIH.  Tres años antes se había quedado sin padre, que falleció por el mismo motivo. Esto le obligó a mudarse a una comarca rural con sus tíos, tal y como dejó escrito su madre en un papel antes de morir. A pesar de todo, Carla fue una chica feliz y, varios años después, tras ver una película de Haneke, decidió que contaría su historia al mundo a través del cine. Nacía Estiu 1993 donde la directora bucea en su pasado para hablarnos del duelo infantil. Hoy, su ópera prima le ha valido ocho nominaciones al Goya. Un debut en el largometraje por todo lo alto.