Seguro social adeuda más de cinco meses de pagos de servicios a Ipress Pro- Vida que ascienden a más de 2 millones y medio de soles

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Más de 50 mil asegurados de EsSalud, corren el riesgo de no recibir atención médica ante las constantes deudas que mantiene esta entidad con la clínica y sistema de medicamentos Pro-vida que brinda servicios en salud en los distritos de Magdalena y Pueblo Libre a través de las Unidades de Atención Médica Periódicas – UAMP.

Funcionarios de Provida en diálogo con Conexión Vida, manifestaron que se les adeudan los meses de octubre, noviembre y diciembre por un monto aproximado de 2 millones y medio de soles, además de otros beneficios, que según el contrato deberían haber sido cancelados al cumplirse el mes y teniendo como tiempo de espera máximo 45 días.

Ante la falta de pago del seguro social, el personal de salud se encuentra impago y los trabajadores abandonan sus puestos de trabajo o renuncian, dijo uno de los voceros de la institución prestadora de servicios en salud – Ipress.

En las unidades de atención, los asegurados reciben atención de consultorios externos y de especialistas,  además medicinas y exámenes de laboratorio, servicios que podrían cerrar ante la falta de financiamiento de la clínica por la deuda.

Deuda y burocracia

Desde el año 2010, Pro- Vida tiene un Contrato con EsSalud. El último contrato firmado, corresponde al periodo 2015-2017 y que fue renovado vía adenda en agosto de 2017 por un año más.

Inauguración de la UAMP Pro-Vida de EsSalud durante el gobierno de Alan García

Este retraso del pago de los servicios prestados, se debe fundamentalmente a los engorrosos procedimientos internos de EsSalud.  “Está en proceso el expediente de pago del mes de octubre 2017, teniendo un retraso de 5 meses, y el expediente de pago de los resultados de indicadores sanitarios correspondiente al período de agosto y noviembre del año pasado, así como a la frecuente rotación de funcionarios clave con capacidad de decisión sobre los expedientes”, se lee en un comunicado enviado por dicha entidad.

Los representantes de la Ipress, sostienen que han acudido al sistema financiero para no dejar a los asegurados  sin sus medicamentos, insumos, procedimientos y exámenes básicos, ante la mirada insensible de algunos funcionarios de Essalud que retrasan los expedientes presentados, y a quienes se les ha enviado permanente información, sobre los posibles riesgos que puede ocasionar el retraso de los pagos.

Pro- Vida realizará esta tarde una conferencia de prensa para dar mayores detalles de esta situación y además comunicar a los asegurados de la situación que atraviesan. Mientras que los  asegurados de los distritos de Magdalena y Pueblo Libre demandan mejores  servicios de salud, que corren el riesgo de cerrar.