Por primera vez la Corte verá un caso de VIH en Centroamérica, lo que podrá hacer conocer los efectos de la inoportuna entrega de medicamentos para el VIH en este país.

San José, Costa Rica.- La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) llevará a cabo mañana la audiencia por una demanda contra Guatemala acerca de la supuesta mala atención estatal a un grupo de 49 personas que fueron diagnosticados con VIH entre 1992 y 2003.

La Corte escuchará mañana, en su sede en Costa Rica, a víctimas y peritos, así como a los representantes de las víctimas, del Estado y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el caso conocido como “Cuscul Pivaral y otros contra Guatemala”.

La demanda indica que el Estado violó los derechos a la salud, a la vida e integridad personal en perjuicio de las presuntas víctimas, de las cuales ocho habrían muerto a causa de enfermedades oportunistas o por la falta de atención oportuna y eficiente.

Los demandantes alegan que el tratamiento implementado a partir de 2007 no cumplió con los estándares mínimos para ser considerado integral y adecuado y que el Estado no proporcionó una protección judicial efectiva a las presuntas víctimas.

La demanda señala que la mayoría de estas personas no recibieron atención médica por parte del sistema público de salud hasta el año 2006 o 2007 y cuando se les brindó, esta fue incompleta incluso provocando la muerte de algunos de los afectados.

Esta es la primera vez que la Corte aborda el tema de los tratamientos contra el VIH en Centroamérica, indicó en un comunicado la organización no gubernamental pro derechos humanos Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

El CEJIL actúa como representante de las víctimas en este caso junto con la Asociación de Salud integral y la doctora Cristina Calderón Melgar.

Foto del Ministerio de Salud y Asistencia Social de Guatemala

“Este caso refleja la realidad de miles de personas con VIH en Guatemala que por años no han recibido atención integral por parte del Estado, a pesar de las graves consecuencias para la vida, la integridad personal y la salud, que genera esta enfermedad“, explicó el abogado de CEJIL, Esteban Madrigal.

La doctora Calderón señaló por su parte que la atención y prevención del VIH es un asunto de salud pública que debe ser atendido por el Estado a través de la disposición más efectiva de sus recursos.

“La Corte podrá conocer de esta realidad y pronunciarse sobre los lineamientos internacionales que debe respetar el Estado guatemalteco para garantizar la salud de las personas con VIH”, expresó Calderón.

El CEJIL afirmó que las autoridades guatemaltecas no han adoptado todas las medidas necesarias para abordar esta problemática, especialmente en zonas rurales, y que el desabastecimiento regular del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social obligaba a las personas a suspender sus terapias.

Esta demanda fue presentada hace 15 años a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que es la encargada de elevar los casos a la Corte.

Tras la audiencia de mañana las partes tendrán un mes para presentar sus alegatos finales escritos y en los siguientes meses la Corte emitirá una sentencia.

Fuente: Agencia EFE