En el día mundial de la salud, recordamos que la calidad de vida de las personas, responde al bienestar y salud.

Lima ocupa el puesto 124 entre 231 ciudades del mundo en lo que respecta a calidad de vida, según la vigésima edición del “Ranking Mundial” elaborado por la consultora Mercer.

Este posicionamiento es superado en Sudamérica por ciudades como Montevideo (77), Buenos Aires (91), Santiago de Chile (92), Asunción (115), Río de Janeiro (118), Quito y Sao Paulo (122).

Ello ubica a la capital peruana como una de las ciudades con peor calidad de vida en la región junto a Bogotá (128), La Paz (156) y Caracas (193).

Aunque la mitad de las ciudades evaluadas en Latinoamérica muestran progreso versus la medición anterior, la capital de Perú sigue estancada en el puesto 124.

Si hablamos solo de Sudamérica, Lima ocupa el puesto ocho de once ciudades.

“El estancamiento tiene relación directa con la desaceleración del crecimiento, la crisis política y la parálisis en los megaproyectos que debían ejecutarse en 2017”, afirmó Gabriel Regalado, CEO de Mercer Perú.

Las condiciones de vida se analizan de acuerdo a 39 factores, agrupados en 10 categorías: entorno político y social, entorno económico, entorno sociocultural, consideraciones médicas y de salud, escuelas y educación, servicios públicos y transporte, entretenimiento, bienes de consumo, vivienda y medio ambiente.

VIENA
A escala mundial, Viena (Austria) ocupa el primer puesto por noveno año consecutivo, seguida por Zúrich (Suiza) en el segundo lugar, y Auckland (Nueva Zelanda) y Múnich (Alemania), que comparten el tercer puesto.

EL ESTUDIO DE MERCER

Uno de los más completos del mundo, y se elabora anualmente para ayudar a las compañías multinacionales y otras organizaciones a establecer una compensación justa para sus empleados. De acuerdo al análisis que brinda la empresa, las ciudades de países emergentes, a pesar de enfrentar dificultades económicas y políticas, están alcanzando a las metrópolis que ocupan las primeras posiciones en el ranking después de décadas de inversión en infraestructura, espacios de ocio y vivienda, con el fin de atraer talento y negocios multinacionales.