En un acontecimiento histórico, entidad estatal, reconoce al servicio sexual como trabajo y promueve su sindicalización para obtener beneficios laborales.

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Luego de dos años de ardua tarea las Trabajadoras Sexuales del Perú lograron el reconocimiento de su trabajo y su sindicalización  de parte del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo.

Agrupadas en la Red de Trabajadoras Sexuales, RedTraSex – Perú, las y los trabajadores sexuales del Perú, están a la par de sus colegas de Colombia, Guatemala y Nicaragua, países que ya lograron su sindicalización.

Tenemos los mismos derechos que cualquier otro trabajador del país

Para nosotros, es un hecho “histórico en el Perú”, lograr la sindicalización, pues buscamos el reconocimiento de nuestro trabajo y sacar una ley que nos proteja, dijo para Conexión Vida, Azucena Rodríguez del Corso, presidenta de la RedTraSex Perú.

“Se está reconociendo que el trabajo sexual es como cualquier otro, es decir que tenemos los mismos derechos que cualquier otro trabajador del país”, expresó.

Azucena Rodríguez del Corso

Indicó que debieron asesorarse de abogados, quienes ayudaron con la redacción del Estatuto y toda la documentación que necesitábamos para presentar ante el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo. Indicaron además que recibieron un gran apoyo de los actuales dirigentes de la CGTP quienes les abrieron las puertas de la Central para expresar sus demandas.

Nos va a cambiar la vida 
Rodríguez del Corso, está convencida que el Sindicato cambiará la vida a los y las trabajadoras sexuales. “No solo mejoraremos la calidad de vida sino también la calidad de nuestro trabajo. Vamos a tener derechos que nos cambiarán nuestras vidas. El Seguro de salud y de jubilación ayudará a quienes con 50 años de edad seguimos trabajando sin ninguna protección”, manifestó.

Conferencia de Prensa Foto: RedTrasex

“Nosotras queremos hacer un sindicato fuerte y nuestro compromiso estará puesto en conseguir lo que toda la RedTraSex se propone: lograr una Ley que nos permita avanzar en derechos y obligaciones en la regulación del trabajo sexual.

La secretaria general, del ahora reconocido sindicato de Trabajadoras Sexuales, dijo que serán ellas mismas las que saldrán a recorrer las calles; y en el boca a boca,  difundirán la importancia de contar con un sindicato.

Finalmente, dijo que ante cualquier crítica que pudiera recibir de parte de grupos conservadores, su derecho siempre va a prevalecer y más aún con el reconocimiento que se les ha otorgado.