En el día de la madre, mujeres con VIH pueden traer hijos al mundo sin mayores riesgos si siguen un tratamiento óptimo y cuidados para evitar la transmisión del Virus  de Inmunodeficiencia Humano al recién nacido.

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Sin lugar a dudas, los medicamentos antirretrovirales para el tratamiento del VIH han reducido drásticamente la mortalidad y han mejorado la calidad de vida de millones de personas en el mundo. En el caso de las mujeres, que consideran que el VIH es un impedimento para procrear y cumplir el sueño de ser madres, les decimos que existen varios métodos para lograr salir embarazadas y disminuir los riesgos de transmisión vertical del VIH, es decir de madre a hijo.

En el caso de las embarazadas, no sólo se les debe dar un tratamiento antirretroviral,  sino se deben acatar algunas normas que contempla el Ministerio de Salud (Minsa), como son las cesáreas programadas y evitar la lactancia materna, lo que ha reducido la transmisión del virus de madre a hijo a tasas por debajo del 2%.

Marina Soto/ ICW – Perú

Marina Soto Calderón, Coordinadora de la Comunidad Internacional de Mujeres que viven con el VIH  (ICW) en el Perú, precisa que el avance de la ciencia permite a las mujeres garantizar los plenos derechos sexuales y reproductivos.

“Es importante que conozcamos las mujeres de los métodos para quedar en gestación y asistir a los controles médicos que nos garantice una maternidad sin riesgos”, explica  Soto.

 Las mujeres que viven con el VIH y se encuentran con un nivel de defensas elevadas, pueden procrear e incluso recurrir a asistencia de fertilización si es necesario. Para ello se requiere un seguimiento clínico.

“La recomendación para las mujeres es mantenerse en constante monitoreo por su infectólogo. Muchas mujeres creen de manera errada que el diagnóstico del VIH, te anula la posibilidad de tener relaciones sexuales o ser madres, sin embargo el VIH no limita a nada, siempre y cuando tengas todos los cuidados necesarios”, precisa la representante de ICW – Perú.

Niños que viven con el VIH deben tomar fórmulas lácteas

Una vez que se alumbró al bebé vía cesárea, es importante seguir con un protocolo de atención para el bebé, donde se le suministra medicamento antirretroviral y leche maternizada para evitar la lactancia de pecho.

Con todas las precauciones, la probabilidad de la transmisión del VIH de la madre al niño, se reduce a cero, precisan estudios y expertos.

Es preciso indicar que la Ley 28243, ley que modifica la 26626 o también llamada Contrasida, indica como obligatoria la prueba de VIH para aquellas mujeres en estado de gestación, precisamente como método de protección para evitar que niños nazcan con el VIH.

Debate entre parto vaginal o cesárea 

La cesárea es una intervención quirúrgica que puede tener riesgos, aunque también sirve para reducir otros, por lo que aún se encuentra en debate si las mujeres que viven con el VIH pueden dar a luz de manera natural.

La decisión entre parto natural o cesárea electiva es un asunto de opinión médica y de elección personal, señalan expertos investigadores, quienes argumentan que con las debidas precauciones el parto vaginal es una opción válida en la mayor parte del mundo.

Tanto en el parto vaginal como en la cesárea hay contacto del bebé con la sangre de la madre. Los estudios realizados hasta ahora no son concluyentes a la hora de decidir cual de los dos métodos se asocia a un riesgo menor de transmisión.