Se ha detallado tres casos de gonorrea resistentes a los medicamentos que se usan de forma habitual para su tratamiento.

Escribe: Rodrigo Siancas / Conexión Vida 

Europa.- Entre Febrero y Marzo de este año, se han registrado en Reino Unido y Australia los tres primeros casos de gonorrea resistente a medicamentos como azitromicina y ceftriaxona, por El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) que señalan, puede “amenazar los futuros tratamientos contra esta infección de transmisión sexual (ITS).

La gonorrea es una ITS que se caracteriza por la inflamación de las vías urinarias y los genitales y que produce un flujo excesivo de moco genital, con más de 75.000 casos registrados en el año 2016 es la segunda ITS en Europa.El tratamiento de la gonorrea con antibióticos no solo reduce el riesgo de complicaciones como infección inflamatoria pélvica, embarazos ectópicos, infertilidad o aumento de la transmisión del VIH en algunos entornos, sino que, combinado con pruebas regulares, también sirve como una de las principales estrategias de salud pública para reducir aún más la transmisión de enfermedades.

LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE PARA EVITAR LAS INFECCIONES DE TRANSMISIÓN SEXUAL

Según ha advertido el ECDC, en las últimas décadas la bacteria “Neisseria gonorrhoeae” que causa la Gonorrea, ha ido desarrollando resistencia a varias clases de antimicrobianos.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades ha alertado que “Incluso un pequeño cambio en la resistencia a los medicamentos puede tener un impacto más grande, ya que los afectados pueden continuar transmitiendo la infección sin saberlo. La propagación de cepas resistentes a los medicamentos, como las identificadas en el Reino Unido y Australia, puede tener un impacto aún más grave en el control de la gonorrea”

Recordemos que las acciones más importantes que se necesitan para evitar la transmisión de las ITS son intervenciones en Atención Primaria, como la educación sexual y el uso de profilácticos; asegurar que todos los infectados sean diagnosticados oportunamente y tratados apropiadamente; y recordar a los afectados la importancia de poner en conocimiento de la pareja la condición.

Fuente: Heraldo