Mañana es el Día Mundial Sin Tabaco.

Lima, Perú.- Un total de 7 936 accidentes cerebrovasculares y 7 548 hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares se registraron en el 2016 como consecuencia del nocivo consumo de cigarrillo, informó el responsable temático en tabaco de la Dirección de Promoción de la Salud del Ministerio de Salud (Minsa), Psic. Edgar Bellido.

Además, el consumo de tabaco está relacionado con 17 tipos de cáncer, entre los que se encuentran, pulmón, laringe, faringe, páncreas, estómago, tráquea, boca, entre otros. En tal sentido, el especialista precisó que 369,069 años de vida por muerte prematura y discapacidad se pierden a consecuencia de este mal hábito.

El especialista afirmó que eliminando este nocivo vicio podrían evitarse 13 391 muertes, 6210 eventos cardiovasculares y 5 361 nuevos canceres en los próximos 10 diez años, y representaría un beneficio económico de S/. 3 145 millones por ahorro de costos sanitarios.

Foro: El Tabaco y su relación con las cardiopatías

Esta problemática será abordada este miércoles 31 de mayo, día en que se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, durante el Foro: “El tabaco y su relación con las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares”, que se realizará en el Hemiciclo Raúl Porras Barrenechea del Congreso de la República.

El evento es organizado por el Ministerio de Salud y la Segunda Vicepresidencia del Parlamento Nacional. En dicha actividad que tendrá lugar de 3:00 p.m. a 7:00 p.m. también se analizará el impacto de la publicidad que promueve el consumo de cigarrillos sobre la salud de las personas.
El citado profesional indicó también que es indispensable promover prácticas saludables para una vida sin tabaco contando con normas estrictas que prohíban la publicidad, patrocinio y promoción de este producto dañino para la salud. “Esto se traducirá en que nuestros hijos tengan la oportunidad de formar parte de generaciones sanas y que tengan modelos de autocuidado en su salud”, agregó.

Asimismo, manifestó que los ambientes 100% libres de humo protegen la salud y salvan vidas, evitan que niños y jóvenes empiecen a fumar, mejoren la productividad y el clima laboral, ayudan a los fumadores a controlar ese mal hábito. “Cuando una persona decide dejar de fumar, después del primer mes su presión arterial recupera sus valores normales y mejora el flujo de la sangre hacia las manos y pies”, acotó.

Los esfuerzos del Minsa se encuadran en el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control de Tabaco, por lo que es necesario modificar la Ley N° 28705 (Ley General para la Prevención y Control de los Riesgos del Consumo del Tabaco).