Métodos eficaces, que permiten a cualquier hombre la posibilidad de ser padres, pues tener el VIH en éstos tiempos, no te limita nada. 

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Hoy se conmemora en el Perú y en muchos países, se celebra el Día del Padre, una fecha que muchos hombres que viven con el VIH y no tienen hijos, podrían pensar que jamás podrán celebrar, pero que con los avances de la ciencia, podría ser una realidad.

“Existen varias técnicas para que un hombre con VIH pueda acceder al derecho de la paternidad”

Muchos hombres y mujeres que viven con el VIH  se encuentran en edad reproductiva y la mayor prevalencia de la infección se encuentra entre jóvenes de todos los niveles socioeconómicos debido a la transmisión por vía sexual. Esto llevó a los hombres y a las mujeres a pensar otra vez en la posibilidad de ser padres y en la necesidad de aplicar a métodos para que el bebé nazca libre de la infección.

Foto de Andrew en Facebook

Foto de Andrew en Facebook

Uno de los casos que llamó la atención, fue la de Andrew Pulsipher, quién  nació hace 33 años con el VIH. Años después conoció a Victoria, a quien le informó que era VIH positivo Ambos se enamoraron, se casaron y lograron tener a sus hijos con tratamientos de fertilidad.

Para ello, existen varias técnicas para que un hombre con VIH pueda acceder al derecho de la paternidad como lo hizo Pulsipher.

Lavado seminal: ¿cómo es la técnica?

El procedimiento consiste en el procesamiento de la muestra de semen con lavado (separar los espermatozoides del líquido seminal y determinar la carga viral) y luego se implantan los espermatozoides “limpios” en el útero de la mujer por medio de diferentes técnicas de fertilización asistida. La técnica de fertilización que se llevará a cabo dependerá de la historia clínica de la pareja.

Más allá de cualquier probabilidad de existencia de células que pudieran albergar el virus, aún luego del “lavado”, este método se utiliza desde 1992 sin incidentes reportados, además se realiza una toma de medicamentos antirretrovirales para eliminar cualquier posibilidad de transmisión al bebé.

Embarazo monitoreado por infectólogo

Si la pareja es una mujer que vive con el VIH, podría aplicarse el método de embarazo monitoreado por el infectólogo. Para ello, ambos deben estar en tratamiento antirretroviral y además presentar una carga del virus en el organismo, imperceptible, es decir que sea mínima la cantidad de virus y un buen sistema de defensas,  lo que los expertos denominan “indetectable al VIH”.Padre-e-Hijo

Posteriormente el experto realiza un pequeño estudio de ovulación de la pareja y una vez que se define, se puede tener relaciones sexuales sin protección, para lograr la fertilización. Una vez fecundado el feto, de igual manera se sigue con el método de profilaxis con antirretrovirales.

Embarazo natural

En países como Francia, ya se realiza el embarazo natural, cuando la pareja es serodiscordante: (El hombre es una persona con VIH y la mujer no tiene VIH o viceversa).

Igual que en el embarazo monitoreado, aquí se requiere de monitoreo de un especialista, donde se han tenido mejores resultados en mujeres VIH negativas.

Como habrán podido conocer, un hombre que vive con el VIH  lograr la concepción con un riesgo mínimo ya que existen varios procedimiento con buenos resultados bajo un correcto asesoramiento y seguimiento reproductivo del infectólogo. Independientemente del estado de fertilidad del hombre, uno de los elementos más importantes es la carga viral del usuario para evaluar, con el equipo de infectólogos, si es necesario un tratamiento previo o no.

Cabe indicar que en el Perú, muchos hombres son padres, mediante los métodos que hoy se tienen en la medicina.