La intoxicación por alimentos es provocada por bacterias, virus y otros gérmenes, los mismos que no se pueden sentir u oler

Lima, Perú.-  Tras la muerte de nueve personas por el consumo de alimento contaminado en Ayacucho durante un velorio, les damos a conocer las formas para reconocer sus síntimas y prevenir la intoxicación por alimentos.

Síntomas de una intoxicación por alimentos

Los síntomas más comunes son: vómitos frecuentes e incapacidad para retener líquidos, vómitos o heces con sangre, diarrea durante más de tres días, dolor extremo o calambres abdominales intensos, fiebre, sed excesiva, sequedad de boca, poca cantidad o ausencia de orina, debilidad grave, mareos, visión borrosa, debilidad muscular y hormigueo en los brazos.

¿Cómo prevenir una intoxicación?

El portal especializado Mayo Clinic mencionó una serie de recomendaciones para reducir el riesgo de una intoxicación por alimentos en el hogar:

Lávate las manos y lava los utensilios de los alimentos: antes y después de manipular o preparar la comida es importante lavar las tablas para picar o cortar y otras superficies que utilices para preparar tus alimentos.

Mantén los alimentos crudos separados: la carne de res, la carne de pollo o pescado y mariscos crudos deben estar lejos de los otros alimentos. Esto evita la contaminación cruzada.

Cocina los alimentos a una temperatura segura: de esta forma, puedes eliminar los organismos perjudiciales en la mayoría de las comidas. La carne de res picada debe ser cocinada a 71,1 °C, el pollo y el pavo a 75 °C. Asegúrate de que el pescado y los mariscos estén bien cocidos. Puedes usar un termómetro para calcular la temperatura.

Refrigera o congela los alimentos que tienen fecha de vencimiento: es decir, dentro de las dos horas desde que los compraste o los preparaste. Si la temperatura ambiente es superior a 32,2 °C, refrigera los alimentos perecederos dentro de una hora después de comprarlos.

Descongela los alimentos de manera segura: la manera más segura es hacerlo en el refrigerador, nunca lo hagas a temperatura ambiente. Si colocas alimentos congelados en el microondas con la función «descongelar» o configurado con «potencia al 50 por ciento», asegúrate de cocinarlos inmediatamente.

Desecha los alimentos si tienes dudas: si no estás seguro de si un alimento fue preparado, servido o almacenado de forma segura, es mejor que lo botes. Los alimentos que permanecen a temperatura ambiente durante demasiado tiempo pueden contener bacterias o toxinas que no pueden eliminarse mediante la cocina.