Entidad  prestadora de servicios de salud festeja su 82 aniversario institucional en medio de problemas financieros 

Lima, Perú.-En tan solo siete años, Essalud ha pasado de tener nueve millones de asegurados a 11 millones, pero, contradictoriamente, sus ingresos son cada vez más bajos, al punto de poner a la institución en una situación financiera difícil, señaló la presidenta ejecutiva de la institución, Fiorella Molinelli Aristondo.

Al respecto, recordó que más de 20 entidades públicas y 20 empresas privadas le adeudan, desde hace varios años, un estimado de 3,800 millones de soles, que le impiden a Essalud, la compra de equipos de última tecnología o hacer mejores en los hospitales que por su tiempo necesitan prioritariamente ser atendidos con recursos.

Entre las entidades públicas morosas se encuentran la Sociedad de Beneficencia de Lima Metropolitana, la Dirección Regional de Educación de Moquegua, las municipalidades de La Victoria (S/ 115 millones), San Martín de Porres (S/ 51 millones), San Juan de Miraflores (S/ 22 millones), Municipalidad Provincial de Chiclayo (S/ 14 millones 527,000, entre otras.

Entre las empresas privadas las azucareras Tumán, Pucalá, Pomalca, Andahuasi, la minera Yanacocha, el Club Universitario de Deportes, Corporación Sagitario y otras.

Llamado a los deudores

Frente a este ensombrecido panorama, Molinelli, formuló un llamado a las empresas y a las entidades públicas que paguen los 3,800 millones de soles que adeudan a la institución, ya que afecta directamente a los asegurados.

“Tenemos 11 millones de asegurados y un presupuesto de 11,000 millones de soles. En los últimos años no hemos crecido en infraestructura ni hemos renovado los equipos viejos que tenemos, en cambio si los deudores empiezan a pagar podríamos ampliar los servicios y renovarlos”, advirtió.

Explicó que el dinero serviría para implementar los nosocomios con una tecnología médica de punta que mejoraría la calidad de atención y nos permitiría acabar con los embalses de citas y cirugías.

“Si tuviéramos equipos de alta tecnología, que reemplacen a los actuales, las camas quedarían libres en poco tiempo y se atendería a más pacientes que esperan por una operación. Esas mejoras se hacen con plata, y ahí está el problema”, recalcó.

En otro pasaje de su discurso por los 82 años de aniversario, anunció que el Servicio de Atención Domiciliaria (Padomi) funciona bien, pero que se pondrán en marcha programas especiales para brindar a los adultos mayores una atención con ese rostro humano que nunca se debió perder.

Informó que está en permanente diálogo con los trabajadores para incrementar y mejorar la atención a los asegurados, entendiendo que así como se tiene derechos se tienen también deberes y obligaciones de cumplimiento obligatorio.

Foto: EsSalud

“Así lo están entendiendo, no solamente los profesionales de la salud sino también los auxiliares, personal adminsitrativo y el personal de vigilancia. Todos tenemos que comprometernos. Los pacientes se merecen una atención de calidad”, remarcó.

Molinelli Aristondo adelantó que el dinero que se recupere será invertido en nuevos hospitales en el interior del país y la ejecución de proyectos que ya han sido declarado viables.

Estos son la construcción de servicios de Hemodiálisis en el Cusco, En Hunter (Arequipa), en Chincha (Ica), Servicio de Trasplantes de Progenitores Hematopoyéticos en el hospital Edgardo Rebagliati (Lima) y de Anatomía Patológica en el hospital Sabogal del Callao.

También se mejorarían y equiparán con camas los servicios de internamiento en el Hospital II de Talara (66 camas), Hospital Especializado de Cajamarca (158 camas), Hospital Especializado de Vitarte (188 camas), Hospital de Pisco (62 camas) y Hospital Especializado del Altiplano (190 camas).

El equipamiento de otros cuatro hospitales se encuentra en proceso de viabilización: Hospital Florencio de Mora (70 camas), Hospital II Chocope (52 camas), Hospital Huaraz (39 camas) y Hospital María Reiche de Marcona (10 camas).

Fuente: Agencia Andina