Defensoría del Pueblo acusa al Gobierno de Panamá intentar deportar a migrantes con VIH

Escribe: Rodrigo Siancas / Conexión Vida

Panamá.- El gobierno de Panamá habría intentado deportar a dos mujeres migrantes Venezolanas, una de ellas en situación regular, solo por estar con la condición del VIH, esto ha sido denunciado por la Defensoría del Pueblo de Panamá.

La institución explicó en una rueda de prensa que se consiguió frenar la deportación de una de las mujeres por ser solicitante de refugio, pero que la otra fue expulsada a Venezuela, donde no está recibiendo atención médica.

“Esta mujer solo ha recibido vitaminas. En Venezuela no hay antirretrovirales. El Estado panameño es el que está permitiendo estos actos y el que básicamente está estableciendo una condena de muerte sobre las mujeres que son sacadas a países que no pueden ofrecerles tratamiento”, denunció el director de Relaciones Internacionales de la Defensoría del Pueblo, Víctor Atencio.

Atencio aseguró que las propias autoridades sanitarias son las que avisan al Servicio Nacional de Migración (SNM) cuando practican pruebas de VIH a migrantes, una práctica que va en contra de la legislación nacional (Ley 3 del 2000).

“Está expresamente prohibido notificar a autoridades ajenas al sistema de salud los positivos en materia de VIH a fin de evitar situaciones violatorias a los derechos humanos. No se pueden tolerar políticas migratorias que propicien actos de discriminación”

La portavoz de la Sociedad Civil Unificada, una organización pro-derechos humanos, Dayra García, apuntó que las trabajadoras sexuales migrantes son las más expuestas a sufrir este tipo de discriminaciones, ya que son sometidas periódicamente a controles sanitarios.

Panamá se comprometió el año pasado a conseguir en 2020 el objetivo 90-90-90, lo que implica que el 90 % de las personas que viven con el VIH conocerán su estado serológico, que el 90 % de las personas diagnosticadas recibirán tratamiento antirretrovírico continuado y que el 90 % de las personas tratadas alcanzarán la supresión vírica.

El organismo internacional contabilizó en 2015 que en América Latina había 2 millones de personas con VIH, 100.000 nuevas transmisiones en adultos y 2.100 nuevas transmisiones en niños.

Ese mismo año, de acuerdo a los datos de la ONU, perdieron la vida cerca de 50.000 personas a causa de enfermedades relacionadas con el VIH.

Fuente: Acción Solidaria