Cierran botica y decomisan medicamentos vencidos que son comercializados en zona de frontera

Tumbes, Perú.- Una serie de operativos contra el comercio ilegal de productos farmacéuticos iniciaron las autoridades reguladoras de medicamentos de Perú y Ecuador de manera conjunta, intercambiando información que permita mayor control de esta ilícita actividad para beneficio de la población. Para ello, previamente, se trabajó un protocolo de intervenciones que se aplicará en las zonas de frontera de ambos países.

“Estas acciones se realizan en el marco de los acuerdos de la Comisión Binacional Perú – Ecuador que tiene por objetivo erradicar el comercio ilegal de medicamentos en las zonas de frontera compartidas por ambos países”, explicó la jefa de la Unidad Funcional de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid).del Ministerio de Salud, Marisa Papen.

En estas intervenciones participan inspectores de la Digemid, la Dirección Nacional de Medicamentos y Dispositivos Médicos del Ministerio de Salud Pública de Ecuador, Dirección Regional de Salud (Diresa) Tumbes, además de personal de aduanas, policía y las fiscalías de prevención del delito y de delitos aduaneros de ambos países.

Para tal fin, representantes de las instituciones mencionadas se reunieron días previos en Tumbes para elaborar un protocolo binacional de operativos de control del comercio ilegal de medicamentos.

“Estos operativos en simultaneo se realizan en el marco de los acuerdos de la Comisión Binacional Perú – Ecuador, que tiene por finalidad combatir el comercio ilegal de medicamentos de manera conjunta, intercambiando información que permita mayor control de esta ilícita actividad para beneficio de la población. Para ello, previamente se trabajó un protocolo de intervenciones que se aplicará en las zonas de frontera de ambos países”, detalló.

Cierre y decomiso

El trabajo de la Comisión Binacional se inició con operativos simultáneos realizados en farmacias y boticas de las localidades fronterizas de Aguas Verdes y Huaquillas.

El operativo en el lado peruano (Aguas Verdes) incluyó la fiscalización de cadenas de boticas. Un local de Inkafarma fue cerrado por medida de seguridad pues se encontró medicamentos vencidos, mal fraccionados, sin número de lote ni fecha de vencimiento, los cuales fueron incautados.

Asimismo, en un local de Mifarma se comprobó que no se cumplía con la Buenas Prácticas de Almacenamiento (BPA) y se dispensaba medicamentos psicotrópicos a personas que los compraban con recetas de médicos ecuatorianos, situación que no está contemplada por las normas sanitarias vigentes en nuestro país.

Papen informó que estos operativos contra el comercio ilegal de medicamentos en zona de frontera se realizarán de manera permanente, con el fin de evitar que su comercialización y uso pongan en riesgo la salud y la vida de las personas