Norma busca lograr la máxima calidad de vida posible para el usuario y para su entorno familiar

Lima, Perú.- El Poder Ejecutivo promulgó la ley de Creación del Plan Nacional de Cuidados Paliativos para Enfermedades Oncológicas y No Oncológicas, la misma que es publicada hoy en el diario oficial El Peruano.

La Ley Nº 30846 señala que dicho plan tiene como objetivo general asegurar la inclusión de los cuidados paliativos en el Sistema Nacional de Salud, a fin de lograr la máxima calidad de vida posible para la persona con cáncer y para su entorno familiar y cuidadores.

La norma añade que el citado plan atiende las enfermedades crónicas progresivas que generan dependencia y constituyen amenazas para la vida y ha de contener apoyo espiritual y psicológico y las medidas necesarias, con enfoque intercultural, que demandan las personas con condiciones crónicas, como el VIH  y para aquellas personas que tengan una avanzada situación de salud.

El Poder Ejecutivo deberá reglamentar la presente ley en un plazo de 90 días calendario, contados a partir de la fecha de su publicación.

Por su parte, el Ministerio de Salud (Minsa), en su condición de ente rector del Sistema Nacional de Salud, tiene 180 días calendario, contados a partir de hoy, para elaborar el Plan Nacional de Cuidados Paliativos para Enfermedades Oncológicas y No Oncológicas.

Para tal efecto, el Minsa convocará necesariamente a las entidades públicas del sector, así como a las sociedades y asociaciones científicas relacionadas a la especialidad y a las entidades privadas especializadas que formulen aportes para la elaboración del citado plan.

La ley, aprobada previamente por el Congreso de la República, está refrendada por el presidente de la República, Martín Vizcarra y por el presidente del Consejo de Ministros, César Villanueva.

Autor de la norma

Al respecto, el congresista Luis López Vilela, dijo que la ley tiene por objeto formar una comisión especial para elaborar dicho Plan Nacional, a fin de normar y estandarizar estos cuidados en los diferentes niveles de atención, tanto públicos como privados.

Al señalar que el 86% de las personas con condiciones oncológicas requieren de cuidados paliativos o llamados también cuidados de alivio, concluyó que, si no se brinda la atención al paciente crónico oncológico y no oncológico, se corre el riesgo de continuar realizando tratamientos que causan un mayor perjuicio en la vida del paciente y su familia.

“También en un inadecuado uso de recursos públicos, ineficiente incremento de costos, atención insatisfecha, y abandono de pacientes durante la evolución natural de la enfermedad”, aseveró.

López Vilela recordó que, según estimados de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente unos 40 millones de personas, en su mayoría procedentes de países de ingreso bajo e ingreso medio, necesitan de cuidados paliativos.