Barreras legales, educativas y sociales son el paquete que impide la disminución de casos  de jóvenes y adolescentes queden embarazadas o adquieran infecciones de transmisión sexual y VIH 

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Siete de cada diez jóvenes peruanos entre 15 y 24 años está expuesto al VIH y a infecciones de transmisión sexual, al no usar preservativo durante sus relaciones sexuales, según destaca un estudio realizado por AHF Perú (Aids Healthcare Foundation).

La organización indicó que estos datos se desprenden de las campañas realizadas por AHF durante 2017 en Lima y el Callao, la ciudad amazónica de Iquitos, la sureña Ica y la norteña Chiclayo. En esos lugares, se consultó a los jóvenes sobre su conducta sexual, percepciones de riesgo y cuidado de su salud.

“En Perú, el 97 % de casos de personas infectadas por VIH se origina debido a la falta del uso del preservativo durante sus relaciones sexuales porque no se sienten en riesgo”, indicó el doctor José Luis Sebastián Mesones, coordinador nacional de AHF Perú.

¿Cuáles serían los motivos de no usar condón?

Para conocer detalladamente sobre las prácticas sexuales de los jóvenes y adolescentes y su inminente riesgo de contraer infecciones de transmisión sexual (ITS) y el VIH, hablamos con el psicólogo y Director de la ONG Sí, da Victor Sotelo Reyes.

Victor Sotelo, director de Sí, da Vida

Para Sotelo Reyes, la falta de uso del preservativo en los jóvenes y adolescentes tiene como base fundamental una débil o nula educación sexual integral en las escuelas y los hogares.

“Los jóvenes quieren disfrutar de su sexualidad y muchos tienen relaciones sexuales, aún sabiendo de los riesgos. Una gran barrera es el acceso a información”, refiere el experto.

Señala además que una barrera es la falta de disposición de condones para los condones e incluso la Ley General de Salud, en su artículo 4 , obliga a los adolescentes que quieran tener orientación sobre salud sexual en un establecimiento de salud, vayan acompañados de sus padres o apoderados.

“La norma impide que un adolescente pueda acceder de manera independiente a información sobre sexualidad en los establecimientos de salud. Muchos jóvenes tampoco acuden a farmacias privadas para comprar preservativos, muchas veces por vergüenza”, indica Víctor Sotelo.

 Es decir, que a la ausencia de educación sexual, se une la falta de información y entrega de condones en los establecimientos de salud en jóvenes que ya tienen actividad sexual.

Se debe señalar que diversos estudios realizados en Latinoamérica  en jóvenes y adolescentes, arrojan que existen varios pretextos para no usar preservativos, y la verdad es que todos son bastante malos: que son caros, inseguros (porque pueden romperse, afirman los consultados), de mal gusto y nada románticos. Algunos chicos aseguran que prefieren otros métodos anticonceptivos, pasando por alto que podrán evitar un embarazo pero no una infección de transmisión sexual (ITS),  muchos refieren que “No se siente lo mismo”.