¿Ha escuchado usted propuestas de salud pública en los discursos de campaña de candidatos o candidatas a las alcaldías?

Lima, Perú.- La salud pública de precisión es un concepto que se ha desarrollado en los últimos años, la medicina de precisión se ha ido adueñando de titulares, tanto de la prensa popular, como de artículos científicos en ámbitos académicos. Medicina de precisión o medicina personalizada, es aquella que basa sus estrategias de prevención y tratamiento de una enfermedad, en la variabilidad genética individual. En ese sentido, la ciencia promete que en el futuro, va a ser posible -luego de un estudio genético personal- dar un tratamiento tan especifico que solo va a funcionar en la persona portadora de una cierta configuración genética. Es decir la bala mágica para la persona indicada. La medicina personalizada ha tomado gran impulso en Estados Unidos después que el presidente Barack Obama lanzara la Iniciativa de Medicina Personalizada en el 2016.  Hoy veremos en qué consiste y como los gobiernos municipales (cuyas autoridades elegiremos el 7 de octubre), pueden practicar ya salud pública de precisión en sus jurisdicciones.

Genética individual

La medicina de precisión o personalizada se basa en el análisis genético del individuo. Sabiendo que la composición del genoma es una característica individual única, el objetivo de la medicina de precisión es encontrar ciertas características genéticas que permitan que algún medicamento pueda funcionar. Ya hay varios ejemplos de este tipo de medicina que se están usando en el tratamiento del cáncer. Por ejemplo, solo aquellas mujeres con cáncer del seno que tengan la capacidad genética de formar ciertos receptores llamados HER-2 en sus células cancerosas, podrán beneficiarse de un medicamento llamado trastuzumab. Del mismo modo cánceres de ovario, de pulmón, de riñones o de la piel de tipo melanoma que muestren mutaciones en genes como el EGFR, el T790M, el ALK o el BRAF, podrán beneficiarse de cierto tipo de medicamentos llamados medicamentos de precisión.

Salud pública

La salud pública se preocupa de la salud de la comunidad a gran escala y centra sus esfuerzos en organizar la sociedad para maximizar la salud y el bienestar de toda una población. En ese sentido, diseña y ejecuta programas educativos a largo plazo, y fiscaliza el papel de instituciones y gobiernos para garantizar la buena salud en las comunidades.

En contraste al enfoque centrado en el tratamiento de la enfermedad ya producida, la salud pública se enfoca en la prevención y la detección temprana de la enfermedad. Al enfocarse en la población, la salud pública busca identificar y administrar los riesgos de las enfermedades en la comunidad. En condiciones ideales, la salud pública trabaja de la mano con los servicios clínicos de atención de pacientes individuales.

Salud pública de precisión

El estudio de grandes grupos poblacionales para identificar grupos de riesgo mas pequeños es muy antiguo. El Dr. John Snow, usando un simple mapa de la ciudad, se dio cuenta de que la epidemia de cólera de Londres de 1854 solo afectaba a ciertos vecindarios. Suspendiendo la provisión de agua a esos vecindarios, el Dr. Snow controló la epidemia.

Del mismo modo que la medicina de precisión se centra en la genética de unindividuo para identificar a una persona en riesgo, recientemente se ha sugerido que la salud pública sea también de precisión, aplicando la genética para estudiar grandes grupos de individuos e identificar grupos mas pequeños de individuos con mayor riesgo genético de desarrollar una enfermedad.

El problema -según un reciente editorial de salubristas de la Universidad de Columbia en Nueva York- es que hay dos corrientes enfrentadas en el modo de implementar la salud pública de precisión. La primera -criticada por dejar de lado la influencia de determinantes sociales en la génesis de las enfermedades- propone hacer estudios genéticos en grandes poblaciones para identificar grupos de riesgo. La segunda, que sigue centrándose en los clásicos factores sociales y económicos que condicionan las enfermedades (pobreza, desigualdades sociales), solo usa estudios genéticos como método adicional en la identificación de grupos de riesgo. Es decir, el primero es un abordaje exclusivamente biológico, mientras que el segundo es mas ecológico y social y de mas fácil implementación en países pobres como el Perú.

El rol de las municipalidades en la salud pública

En el Título V, Capítulo II, artículo 80 de la Ley 27972 “Ley Orgánica de Municipalidades”, se faculta a las municipalidades provinciales y distritales no solo a “gestionar la atención primaria de la salud, construyendo y equipando postas medicas”, sino también a “realizar campañas de medicina preventiva, primeros auxilios, educación sanitaria y profilaxis local”.

Eso quiere decir que las municipalidades tienen un papel extraordinariamente importante en el mantenimiento de la salud de sus habitantes. Los municipios deben (al estilo del Dr. Snow) recorrer sus vecindarios para -con encuestas y datos de postas médicas y hospitales- conocer los problemas de salud que afectan a sus vecinos e implementar programas de salud pública de precisión en su localidad.

En el Perú, la Municipalidad de San Borja, en Lima, fue pionera en implementar programas de bienestar comunitario y medicina preventiva. Lamentablemente, algunas de sus iniciativas mas importantes en el campo de la salud pública comunitaria, como la Red de Municipios y Comunidades Saludables (que llegó a aglutinar a 753 municipalidades en el Perú) y los preventorios, han sido desactivadas. Es imperativo que esos programas, auspiciados por la Organización Mundial de la Salud bajo el programa Municipios Saludables se reactiven y multipliquen en el país.

Sabiendo entonces que los alcaldes tienen la enorme oportunidad de implementar programas de salud pública de precisión en sus municipios, ¿Ha escuchado usted propuestas de salud pública en los discursos de campaña de candidatos o candidatas a las alcaldías?.

Fuente: El Comercio / Dr. Elmer Huerta