Los agentes comunitarios en salud tienen como objetivo que los niños menores de 1 año diagnosticados con anemia consuman los productos elaborados por las autoridades.

Lima, Perú.- Agentes comunitarios en salud (567) capacitados, realizan visitas a las casas de las familias que tienen entre sus integrantes a niños y niñas menores de 1 año diagnosticados con anemia.

El personal, que fue capacitado por el Minsa, efectúa las visitas domiciliarias de acuerdo a la base de datos de niños con anemia que cuenta cada establecimiento de salud. Se busca lograr la adherencia de la suplementación de hierro en gotas en niños de 4 y 5 meses; y la adherencia al tratamiento con jarabe a niños con anemia de 6 a 11 meses.

En Lima Norte, 142 agentes iniciaron el recorrido de visitas domiciliarias desde Independencia hacia los demás distritos de esa zona de la capital. En Lima Centro, 121 personas, en coordinación con el personal de los centros de salud y la comunidad, lo efectuaron desde la Alameda Casa Blanca, en San Juan de Lurigancho.

En Lima Este, 133 agentes y voluntarios de la Universidad Peruana Unión iniciaron su trabajo desde la losa deportiva del asentamiento humano Catalina Huanca, en El Agustino. En Lima Sur, 171 agentes se capacitaron en la importancia de la prevención de la anemia y su tratamiento.

Los agentes comunitarios en salud, en forma voluntaria, educan y transmiten información a los miembros de la comunidad, especialmente a las madres de niños menores de 1 año, sobre prácticas saludables para combatir la anemia.