Sin embargo, la norma señala que el joven o adolescente podrá  someterse a pruebas de VIH o consumo de anticonceptivos bajo el consentimiento del padre o apoderado, siendo una barrera a la prevención y diagnóstico

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida – Con información del Ministerio de Salud 

Lima, Perú.- Las políticas de salud para adolescentes y jóvenes que implementa el Ministerio de Salud (Minsa) se basan en la cobertura universal de salud, calidad de los servicios diferenciados y atención en salud mental en los centros asistenciales para reducir la morbimortalidad y garantizar el desarrollo positivo de este grupo poblacional, manifestó la ministra de Salud, Silvia Pessah.

La autoridad en salud, indicó que en los centros de salud del Minsa los adolescentes tienen acceso a pruebas del VIH y reciben asesoramiento en salud sexual y reproductiva, no obstante, este servicio en los centros de salud, no se hace efectivo, ya que existe una barrera legal, ya que según  R.M 125- 2004/MINSA que aprueba la Norma Técnica para la Atención de Consejería en Infecciones de Transmisión Sexual y VIH/SIDA, establece que en situaciones especiales como menores de edad,  la realización de las pruebas diagnósticas para VIH, se deberá contar con la firma de un apoderado o representante debidamente identificado.

Esta es una de las barreras que impiden que jóvenes y adolescentes se hagan el test de VIH y accedan a tratamiento si pudieran ser diagnosticados, ya que muchos jóvenes tienen dificultades para dar a conocer que se han iniciado sexualmente a temprana edad.

Incluso en los hospitales a los adolescentes se les niega consejería de planificación familiar o entrega de preservativos, si no van en compañía de adultos.

Pessah, agregó que el Ministerio de Salud, provee de  suplementos de hierro a las adolescentes durante la menstruación, para prevenir la anemia; y se brinda apoyo psicosocial a víctimas de violencia sexual.

La titular del Minsa participó con la ponencia “Aporte del Ministerio de Salud al desarrollo y la inclusión social en adolescentes y jóvenes” durante la VII Semana de la Inclusión Social, que se realiza en el Centro de Convenciones Lima, en San Borja.

La ministra Silvia Pessah explicó que las acciones para mejorar la atención a los adolescentes forman parte del cuarto lineamiento: Desarrollo Social y Bienestar de la Población, de la Política General de Gobierno al 2021, aprobado mediante Decreto Supremo N.° 056-2018-PCM.

Precisó que la adolescencia es fundamental para prevenir futuros daños en la salud pues en dicha etapa de la vida, “los jóvenes están expuestos a sufrir lesiones por accidentes de tránsito, violencia por casos de bullying en escuelas y espacios públicos, problemas de salud sexual y reproductiva, así como salud mental, entre otros”.

“También hay otros factores de riesgo que se consolidan durante la adolescencia y pueden continuar durante la juventud, como el consumo inadecuado de tabaco, nutrición inadecuada, inactividad física y consumo de alcohol y drogas”, dijo.