Declaratoria es por 60 días calendario  

Madre de Dios, Perú.- El Ministerio de Salud declaró en emergencia sanitaria, por el plazo de 60 días calendario, el departamento de Madre de Dios, debido al riesgo elevado por enfermedades metaxénicas como el dengue, a fin de que se tomen las medidas respectivas para brindar los servicios de salud necesarios y cautelar la salud pública.

Mediante un Decreto Supremo publicado hoy en el Diario Oficial El Peruano, se establece que esta medida tendrá una vigencia de 60 días calendario.

También dispone que corresponde al Ministerio de Salud y a la Dirección Regional de Salud de Madre de Dios, a cargo del gobierno regional, realizar las acciones inmediatas desarrolladas en el Plan de Acción “Emergencia sanitaria en el departamento de Madre de Dios-Año 2018”, que dicta medidas destinadas a garantizar el servicio público de salud en los casos en que exista un riesgo elevado o daño a la salud y la vida de las poblaciones, aprobado por el Decreto Supremo N° 007-2014-SA.

Asimismo, indica que las contrataciones que se realicen al amparo de la presente norma deberán destinarse exclusivamente para los fines que establece la misma, bajo responsabilidad.

Los saldos de los recursos resultantes de la contratación de bienes y servicios establecidos podrán ser utilizados dentro del plazo de declaratoria de emergencia para contratar servicios del mismo listado, siempre y cuando no se hayan podido completar las cantidades requeridas.

Concluida la declaratoria de emergencia sanitaria, las entidades intervinientes establecidas en el artículo 2 de la presente norma, deben informar respecto de las actividades y recursos ejecutados en el marco del Plan de Acción, así como sobre los resultados alcanzados, en el marco de lo dispuesto por los artículos 24 y siguientes del Reglamento del Decreto Legislativo N° 1156.

La implementación de lo establecido en el presente Decreto Supremo se financia con cargo al presupuesto institucional del Ministerio de Salud, sin demandar recursos adicionales al Tesoro Público.

Dengue en Madre de Dios

Según el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades del Minsa, Madre de Dios, es el segundo departamento que reporta la mayor proporción de casos de dengue (18.05%) del total de casos notificados a escala nacional, de los cuales el 85.2% son confirmados por laboratorio y el 4.8% son probables.

Esta región tiene en la actualidad la tasa más alta de letalidad por dengue (0.5%) en el ámbito nacional, se han notificado 5 defunciones confirmadas por dengue y 1 en investigación.

El Centro de Epidemiologia, Prevención y Control de Enfermedades del Minsa establece que actualmente la situación Epidemiológica de las arbovirosis transmitidas por Aedes aegypti en la región Madre de Dios, constituyen un riesgo para la ocurrencia de arbovirosis con potencial epidémico, toda vez que las medidas implementadas no logran controlar el riesgo de incremento de casos y extensión a otros distritos o regiones.

Por su parte, la Dirección Regional de Salud (Diresa) de Madre de Dios reportó índices aédicos de alto riesgo (mayores al 2%), inclusive en la misma ciudad de Puerto Maldonado, lo cual constituye un alto riesgo para la ocurrencia de un brote de alguna de las arbovirosis.

Foto referencial – Minsa

En el mes de Julio se reportó la vigilancia en 15 localidades, de los cuales solo cuatro tenían índices aédicos menores al 2% y en tres se reportaron índices aédicos mayores de 10% que fueron Huepetuhue con un índice aédico de 10%, Punquiri con 26% y Sarayacu con 11%. Puerto Maldonado en donde se presentó el más reciente brote de dengue, reportó índice aédico desde 2% hasta 9.5%.

Al hacer un análisis de los tipos de recipientes positivos a la presencia de Aedes aegypti se encuentra que los principales criaderos son los recipientes medianos como baldes y bateas (22.4%), seguido de las llantas usadas (19%), barriles (13%), otros diversos (16%). Este tipo de información es relevante para direccionar los mensajes de sensibilización a la población local.

La Diresa Madre de Dios reveló también que, en general, las coberturas de control larvario son bastante bajas que no superan el 50% en promedio, lo cual muestra un gran problema; están muy lejos de lograr una cobertura mínima adecuada y eso atenta en contra de la calidad de las intervenciones.

El porcentaje de viviendas cerradas es alrededor del 10% que es una situación similar a otras localidades; y el porcentaje de renuentes es de menos del 1%. Por lo tanto, hay un porcentaje importante de viviendas no intervenidas y que no se registra. Esto implica que es necesario reordenar el trabajo de campo, verificar la información en su base de datos e identificar los sectores que se están interviniendo como corresponde.

La norma lleva la firma del Presidente de la República, Martín Vizcarra; y está refrendado por la ministra de Salud, Silvia Pessah.

Fuente: Agencia Andina de Noticias