El hospital Cayetano Heredia, justifica incremento más de 100 por ciento  en consultas para atenciones de personas que viven con el VIH a un acta donde aprueban un estudio de costos por consultas en donde los médicos no atienden en el tiempo que aseguran deberían atender.

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Aunque podría ser visto como ridículo, el Hospital Nacional Cayetano Heredia del Ministerio de Salud (Minsa), incorpora en el cobro de sus consultas, el uso de sillas, escritorios, lapiceros, grapas, jabón líquido, guantes, formatos del SIS, agua, luz y demás enseres y servicios, en el cobro de sus consultas externas de infectología y psicología.

Este estudio de costos, perjudicó seriamente al gasto de bolsillo de las personas con VIH que no tienen Seguro Integral de Salud (SIS), ya que el precio por servicio se incrementó en más de 100 por ciento de sus consultas. Lo que antes costaba 12 soles, desde el mes de octubre cuesta 25 soles,  y las personas que fueron a sus consultas se mostraron sorprendidos con el alza, pues se hizo sin previo aviso a los usuarios.

Por medio del acta  N° 16- 2018 del 27 de agosto el Comité Permanente de Tarifas del referido hospital,  aprobó el estudio que fue elaborado por la administradora Silvia Valverde con información proporcionada por la Jefa del Departamento de Medicina Tropical Frines Salmavides Cuba y el Jefe de Consulta Externa Juan Ismodes Aguilar, con el fin de “sincerar sus costos” en las atenciones a las personas con VIH.

En ese sentido, el uso del equipo mobiliario por consulta tiene un valor de 0.07 soles y 1.15 soles  el valor por uso de grapas, formatos, jabón líquido, papel toalla y hasta las sábanas.

Cuadro del Estudio de Costos Consulta Externa 2018 elaborado en el hospital Cayetano Heredia

No obstante el monto mayor de las consultas, se lo llevan los profesionales de la salud. El médico infectólogo y técnica de enfermería cobran por atención de 20 minutos  15.98 soles, lo que equivale a 0.71 céntimos por minuto de trabajo. En el caso de psicología el precio se incrementa ya que el profesional tiene como tiempo estándar de atención  60 minutos y su costo se eleva a 24.68.  Pese a que el tiempo se establece en la atención que el usuario paga, muy pocos usuarios y pacientes, aseguran haber recibido el tiempo que se han calculado en este estudio de costos.

Norma de Atención de las personas con VIH establece SIS gratuito, pero Minsa incumple sus propias disposiciones 

Para el hospital, la subida en el precio de las consultas no impacta en el usuario, pues apenas el 1% de las personas con VIH no tienen SIS y deben hacer dicho pago. Señalan además que en el caso de infectología se redondeó el precio de 23.32 soles a 25 y para psicología se disminuyó de 33.47 que resultaba del cálculo a 25 soles.

¿A dónde va el dinero? 

El dinero que pagan los pacientes y usuarios por dichos servicios, son recursos directamente recaudados del nosocomio y por lo general, sirve para pagos adicionales de sueldos a los profesionales de la salud.

Para Marío Ríos Barrientos de la organización Justicia en Salud, se debería analizar si los insumos utilizados para la atención, son comprados para uso exclusivo de las consultas externas y si las atenciones médicas son extraordinarias, ya que dichos costos están cubiertos con el presupuesto ordinario que entrega el Minsa a cada hospital y se aprueban en el Presupuesto General de la República.

“Habría que determinar si los servicios que cobra el hospital, son en el horario de trabajo de los médicos, pues de ser así, los costos ya están cubiertos por el propio Estado y esto no puede ser trasladado al usuario”, explicó Ríos Barrientos.

Pablo Anamaría, activista por los derechos de las personas que viven con el VIH, sostiene que esta inusual subida del cobro en los servicios externos de medicina es un abuso, pero además va más allá de una explicación común y refiere que la medida podría ir dando paso a la privatización del sector.

“Sospecho que esta medida es una estrategia de recaudación del hospital para sus propios recursos y tiene que ver con la política de salud que tenemos que no se basa de un acceso universal para todos, es una salud segmentada que está dirigida a quién puede pagar. es una falacia que tenemos una salud gratuita”, expresó Anamaría Cárdenas.

Acciones de control 

Ante esta medida el colectivo GIVAR, que realiza vigilancia en el acceso oportuno de medicamentos para el VIH, remitió cartas a la ministra de Salud, Contraloría y Defensoría del Pueblo, pues para ellos, este incremento resulta un abuso y una afectación al acceso a la salud.

Carta enviada por GIVAR a la Contraloría

La Norma Técnica de Salud para las personas con VIH, aprobada en marzo del presente año, establece que toda persona que vive con el VIH, deberá ser incluido al SIS, siempre que no sea beneficiario de otras Instituciones Administradoras de Fondos de Aseguramiento en Salud (IAFAS), como EsSalud, Sanidad de Fuerzas Armadas, Policía Nacional y otras; cumpliendo con los requisitos correspondientes, aunque en este punto, existe un entrampamiento de carácter jurídico para asegurar este derecho a la afiliación gratuita al SIS.

Señala además que existe un equipo  multidisciplinario para su atención, que incluye la entrevista de enfermería, evaluación psicológica, el informe social u otras evaluaciones que se requieran, podrán completarse durante los días posteriores al inicio de tratamiento.

El cobro excesivo en las consultas, es una barrera más que impide el tratamiento oportuno y la prevención del VIH en el país.  Un tema que está en las manos de la ministra, contraloría y Susalud, corregir.