Licuados de hojas verdes son el único medicamento para venezolanos con VIH

0
195 views
Licuados que usan las personas con VIH / Foto: Reuters

La crisis económica en Venezuela obliga a las personas con VIH a buscar otras alternativas para tratarse y tienen  que recurrir a licuados como alternativa médica, que para expertos no tiene efectos terapéuticos.

Caracas, Venezuela.- Los medicamentos en Venezuela faltan en todas las farmacias y hospitales por lo que muchas personas que viven con el VIH tratan de ver maneras económicas para tratarse, recurriendo a métodos poco confiables para intentar mejorar su sistema de defensas.

Según publicación de la agencia Reuters, la terapia que ahora beben las personas con VIH no son retrovirales, sino hojas  verdes de guásimo o guazuma ulmifolia y agua que al mezclarse en una  licuadora, resulta el remedio casero para evitar contraer infecciones oportunistas por la baja de defensas.

Adriana lleva cinco meses sin tomar sus medicamentos porque no hay. Su médico le recomendó tomar ese licuado.

No tengo nada que perder (…) la mente lo que trabaja es de una manera: me voy a morir, mi vida llegó hasta la fecha en el gobierno, que no está cumpliendo con la medicación”, recordó.

Aunque el brebaje se ha tomado por años en los distintos países de la región, entre ellos Brasil, como un tratamiento natural y complementario a la diabetes y el VIH, en Venezuela llegó a la recomendación de algunos médicos porque dicen que mantiene altas las defensas de Las personas con el VIH que no estaban tomando sus medicinas.

Es un tratamiento complementario (…) porque el componente macerado de esas hojas es el tanino, que es un componente bioquímico que aparentemente tiene propiedades antivirales”, dijo el médico Carlos Pérez Pérez, parte del equipo de la organización no gubernamental Acción Solidaria, surgida en 1995 y que brinda atención integral a personas con VIH.

Foto: Difusión

Desde el inicio de este año cuando se acentuó la escasez de antirretrovirales, Pérez ha recomendado beber el licuado de hojas de papel dos veces al día por un mes, en un consumo que puede ser una vez o dos al año.

Esa bebida “no sirve absolutamente para nada”, dijo el médico internista José Félix Oletta, exministro de salud y miembro de la organización no gubernamental Red Defendamos la Epidemiología.

ALTOS COSTOS
Algunas pruebas clínicas pueden llegar hasta 50 mil bolívares, 87 dólares a la tasa del mercado paralelo y una caja de 30 pastillas de antirretrovirales, 85 dólares, personas con VIH y médicos.

El salario mínimo mensual es de 4 mil 500 o unos 7.8 dólares a ese tipo de cambio paralelo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here