Gasto de bolsillo en compra de condones en Dominicana cubre programa de prevención del VIH

Santo Domingo, República Dominicana .-Tras décadas de haberse implementado y promovido el uso del condón como método seguro de respuesta ante los embates del VIH/Sida  hoy las evidencias confirman su efectividad. La prevalencia de esta condición de salud en República Dominicana se mantiene en un 0.8%, mientras la tasa de nuevos infectados experimentó una reducción mayor al 35% desde 2003.

Aunque el uso del condón es tan solo un componente del Plan Estratégico Nacional para la Respuesta a las ITS y al VIH-Sida (PEN), su impacto es ampliamente ponderado por las entidades a cargo. Por ejemplo, el programa Mercadeo Social de Condones, con una participación mayoritaria en el mercado de este producto y con 13 años funcionando, ha logrado evitar, según cálculos, la muerte de 807 personas y que 266,451 personas contrajeran el VIH.

Estos cálculos, basados en métodos de medición utilizados por organismos internacionales, también arrojan que ese programa, patrocinado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), hasta la fecha ha logrado evitar 66,063 embarazos no planificados. Por igual, el programa contribuyó a la doble protección de 1,485,598 parejas por año, durante la vida del proyecto.

Es bastante contundente la presencia del condón como mecanismo de doble protección asequible. De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), la importación de condones en República Dominicana supera los 37 millones de unidades cada año. De ese total, el 39% llega a los usuarios sin costo alguno, mientras que 41% es ofertado a un costo reducido. El 20% tiene un costo pleno del precio de mercado.

El informe Medición del Gasto en Sida (2014), de Fundación Plenitud, indica que el 39.3% del gasto en este tema correspondió a actividades de prevención relacionadas con suministro de preservativos, pruebas voluntarias y comunicación para el cambio de comportamiento. Además, en programas específicos de prevención y asesoramiento para personas viviendo con el VIH, hombres que tienen sexo con hombres, consumidores de drogas inyectables, y prevención de la transmisión materno infantil.

En segundo lugar, 35.6% del gasto está destinado a las intervenciones para la atención y tratamiento de las poblaciones claves específicas que viven con el VIH. El trabajo con esta población ha sido fundamental para lograr la meta de reducción de la incidencia del VIH.

Wendy Alba, directora ejecutiva de SFH/DR (Society For Family Health Dominican Republic), institución dominicana afiliada a Population Services International (PSI), y que está a cargo de la implementación del programa Mercadeo Social de Condones, explica que la estrategia de la respuesta al VIH ha alcanzado grandes avances en su efectividad para evitar nuevos contagios.

Antes había un enfoque marcado en que las personas eviten la exposición al virus. Sin embargo, ahora se presta especial atención a personas viviendo con VIH, lo cual repercute positivamente en la reducción de nuevos contagios.

“Tener un seguimiento oportuno hacia las personas que viven con el VIH e incorporarlas a tratamiento, permite mantener la carga viral indetectable, lo que disminuye las posibilidades de que aparezcan nuevos casos. Además, de que hace posible garantizar una mejor calidad de vida a personas viviendo con el VIH”.

Fuentes de financiamiento

De acuerdo al informe Medición del Gasto en VIH, para el año 2012 el gasto nacional en VIH y Sida ascendió a RD$1,629.8 millones, equivalentes a US$41.42 millones. La mayor proporción del financiamiento proviene de fuentes internacionales, el cual representa el 50 por ciento del total.

El financiamiento público constituye el 24.1% del total del gasto en VIH, mayormente correspondiente a las rentas del Gobierno y a los fondos de seguridad social.

Esto Incluye también el presupuesto destinado por el Estado a entidades como la Dirección General de Control de las Infecciones de Transmisión Sexual (Digecitss) y el Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida).

Foto: Difusión
Foto: Difusión

Por otra parte, los fondos privados equivalen al 25.9% el gasto total. Estos provienen mayormente de aportes de los hogares y de las empresas. Sin embargo, una estimación del gasto de bolsillo de los hogares determinó que los hogares representaron el 25.7% del total de los recursos de la Respuesta Nacional, equivalente a 99.1% de las fuentes privadas.

Cabe destacar que la mayor parte del gasto de los hogares es para prevención, a través de la adquisición de condones.

Además, de los gastos para atención y tratamiento de personas viviendo con VIH, como son los servicios de salud y la adquisición de antirretrovirales de marca, con precios mucho más elevados que los que se distribuyen gratuitamente a través del Programa Nacional de Atención Integral (PNAI).

El director ejecutivo del Conavihsida, Víctor Terrero, en reiteradas ocasiones ha hecho un llamado urgente al sector privado a que destine recursos para los programas de VIH para hacerlos más sostenibles.

Si bien es cierto que en los últimos años ha ido en aumento el porcentaje de participación del sistema de salud y de la Seguridad Social en el financiamiento de la Respuesta Nacional a las ITS y el VIH, también es cierto que las proyecciones socioeconómicas del país apuntan a que este es un gasto que deberá ser asumido mayormente por el Estado.

Fuente: 7 días 

Leer más: See more at: http://www.7dias.com.do/portada/2016/08/26/i216358_hogares-cubren-cuarta-parte-del-gasto-respuesta-vih.html#.V8CxOvnhCHs

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here