Historias de las presuntas negligencias médicas en el Perú

Foto: Diario Perú 21

El caso de Shirley de Meléndez continúa siendo un misterio pese a que médicos de Essalud respaldados por la expresidenta, Virgina Baffigo, sostienen que no hubo negligencia.

Lima, Perú.- Ha transcurrido más de dos semanas desde que salió a la luz la denuncia de Shirley Meléndez contra los médicos del Hospital Guillermo Almenara. Ella sostiene que existió una negligencia médica porque los enfermeros de este centro de salud le pusieron un catéter infectado. Esto le trajo como consecuencia perder manos y pies. Según el Colegio Médico del Perú y las declaraciones del doctor Elmer Huerta, la amputación de manos y pies de Shirley era necesaria para salvarle la vida. Sin embargo, ¿cuántos casos similares hubo en nuestro país?

2014
Kelly Sayhua tenía un problema de apendicitis que la llevó al Hospital Marino Molina. Centro de salud donde le iban a operar, sin embargo, los médicos detectaron que su presión estaba baja. Sin dar mayores detalles la derivaron al Hospital Sabogal. Fue ahí donde la mujer de 32 años perdió manos y pies. Lo que iba ser una intervención en el apéndice se transformó en una desgracia para ella.
Sus parientes denunciaron que nunca recibieron la información adecuada en el primer centro de salud que recibió a Kelly Sayhua. Cuando los especialistas de los hospitales Sabogal, Almenara y Rebagliati explicaron la situación de la paciente ya era demasiado tarde. Ella tenía epigemia, una enfermedad que degenera el cuerpo. Según el cuerpo médico, para evitar el avance del virus, era necesario amputarle las piernas.
Ellos argumentaron que de no realizarse dicha intervención. Sayhua hubiera muerto de infección generalizada. Su situación es un misterio hasta la actualidad.

2015
Un niño que nació el 15 de agosto del año pasado, presentó un extraño malestar seis días después. Sus padres lo llevaron de emergencia a un centro de salud en Cutupari (Yunguyo) en la región Puno. El cuerpo del menor presentaba una infección pero los médicos nunca informaron el diagnostico a sus progenitores.
Debido al delicado estado del bebé, tuvieron que derivarlo al Hospital del Niño en Lima donde le amputaron las piernas. La Dirección Regional de Salud nunca explicó las razones de este procedimiento. Los padres de familia del niño denunciaron una negligencia médica en el hospital ubicado en Yunguyo.
El representante de la Diresa de Puno, Percy Miranda, nunca se pronunció. Y el niño recién nacido crecerá sin saber por qué perdió las piernas.

2016
Este incidente fue conocido en paralelo con la denuncia de Shirley Meléndez, no obstante, no ha tenido la difusión necesaria. El Hospital Guillermo Almenara volvió a despertar temores. Una menor de edad sufrió el corte de sus extremidades en este centro de salud. El argumento utilizado por el cuerpo médico fue que si la adolescente no era intervenida, perdería la vida.

Días antes, sus padres la llevaron al Hospital Aurelio Días Ufano, en San Juan de Lurigancho, por un fuerte dolor y fiebre que sentía. La menor esperó 16 horas para ser internada. A pesar de la medicina recetada, su estado no mejoró. Aun así, los médicos le dieron de alta.
Después de cuatro días, las manos de la adolescente se pusieron moradas. Esto alarmó a su familia y la llevaron de emergencia al mismo hospital. Ahí le diagnosticaron brucelosis, una enfermedad ocasionada por tomar productos lácteos. Sin embargo, el dolor que la aquejaba era demasiado y fue dirigida al Hospital Guillermo Almenara. Cuando llegó, sus pies y manos estaban hinchados.

El médico encargado conversó con el padre de la menor. Su hija tendría que perder las extremidades para seguir viviendo. Actualmente la menor de 16 años, no tiene brazos y piernas. Los padres de la paciente manifestaron su indignación debido a que el diagnóstico emitido por los doctores del Hospital Almenara es distinto a la información recibida en el Hospital Aurelio Díaz Ufano. El abogado contratado por la familia solicita el historial médico para determinar si hubo negligencia médica.

Escribe: Diego Quispe Sánchez  / Conexión Vida 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here