El 24% de mujeres asesinadas denunciaron violencia ante la policía

· Con 108 feminicidios y 222 tentativas de feminicidio a octubre de este año, cifras ya superan las registradas durante todo el 2015.
· Más de 60 organizaciones feministas agrupadas en el “Colectivo 25 de Noviembre” marcharon esta tarde en Lima. 

Lima, Perú .- Las y los congresistas de diferentes bancadas se sumaron hoy a las demandas del “Colectivo 25 de Noviembre” ante las alarmantes cifras de violencia hacia las mujeres y feminicidios que en lo que va del año superó los 108 casos, cifra superior a la del 2015.

Entre los congresistas que demandaron frenar la violencia en nuestro país y exigieron igualdad de género se encuentran Indira Huilca, presidenta de la Comisión de Mujer y Familia del Congreso de la República, Marisa Glave y Tania Pariona, parlamentarias de Frente Amplio.
Asimismo, mostraron su apoyo al “Colectivo 25 de Noviembre”, que agrupa a más de 60 organizaciones de promoción de los derechos de las mujeres en el Perú, los congresistas de Peruanos Por el Kambio, Mercedes Araoz, Alberto de Belaunde y Gino Costa.

15272042_1287790774575556_6520605682345044865_o
Foto: Facebook colectivo 25 de noviembre

Las parlamentarias Marisol Espinoza y Gloria Montenegro de Alianza para el Progreso (APP) también mostraron su respaldo a la movilización que se realizó este sábado 26 de noviembre desde la Plaza San Martín con rumbo a Palacio de Justicia.

Las y los participantes de esta gran movilización vistiieron atuendos color negro, como símbolo de luto, en solidaridad con las víctimas de feminicidios y ataques contra las mujeres registrados en el último año en el país.

El 24% de las víctimas de feminicidio denunció previamente hechos de violencia. La deficiente atención de estos casos tuvo como resultado la desprotección y muerte de estas mujeres.

Mayor protección hacia las mujeres 

El colectivo ciudadano Dignidad en Salud, realizó un pronunciamiento por los casos de feminicidios en el país.

pronunciamiento
Pronunciamiento Dignidad en Salud

“Es necesario pasar a políticas públicas (de salud, productivas, culturales y de justicia) articuladas y consistentes que seriamente luchen para erradicar la violencia contra la mujer”, se puede leer en uno de sus párrafos.

Expone además que la  vulnerabilidad de la mujer será mayor en escenarios de pobreza, discriminación social y cultural con medios de comunicación que se sienten poco menos que responsables de la cultura de desvalorización y cosificación de lo femenino que contribuyen a crear y reproducir.

Cuestionan además las acciones de maltrato e impunidad de instituciones policiales y judiciales acrecientan la violencia y la desesperanza. Las víctimas suelen ser violentadas una y otra vez al recurrir a instancias inaccesibles e ineficaces.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here