Por error de diagnóstico de VIH joven madre denuncia no pudo amamantar a su bebé

Foto: Captura de pantalla América Televisión

Inicialmente fue diagnosticada con VIH pero luego de dos pruebas más el resultado fue negativo

Conexión Vida / Con información de América Televisión 

Lima, Perú.- La vida de Estefany De Lama,  una joven madre tumbesina de 19 años cambió drásticamente, en el momento que debió ser el más feliz de su existencia, por la llegada de su primogénita.

Estefany narró los maltratos a los que fue sometida tras alumbrar a su hija en el hospital Santa Rosa en Pueblo Libre, Lima.

La joven madre denunció que en el nosocomio le diagnosticaron VIH pero luego de algunas pruebas más el resultado arrojó negativo. El caso fue revelado por América Televisión.

Explicó que una semana antes de dar a luz a su niña, se hizo los exámenes y el resultado fue negativo, con este caso el hospital procedió a realizar las pruebas una vez más, confirmando que no era portadora de la enfermedad.

La mujer sostiene que fue víctima de una serie de hechos en su contra que le impidieron vivir a plenitud la maternidad.

Según afirmó, fue aislada y obligada a comprar unas pastillas para no producir más leche y no darle de lactar a la recién nacida.

La agraviada grabó un audio a uno de los médicos del hospital Santa Rosa, en donde se reconocería una presunta negligencia. “Lo que ha habido es un cambio de muestra”, se escucha decir al galeno.

Estefany denunció también que al quedarse sin leche, producto de las pastillas que fue obligada a tomar, el hospital dejó de proveer el recurso lacteo a su hija, pese al grave error que se cometió.

¿Qué dice el protocolo?

Cabe indicar que según norma Técnica de Transmisión Vertical 108-2014,  en el caso de una madre con VIH que alumbra a un bebé se tiene previsto  indicar el medicamento Cabergolina vía oral a dosis de 0,5 mg cada 12 horas sólo por dos (2) dosis para cortar la lactancia.

Además, el  profesional de salud debe  aplicar vendaje compresivo en las mamas con vendas de tela de 6 pulgadas de ancho, teniendo cuidado de no provocar limitación en la respiración. Se aplica por un periodo de quince (15) días, evitando la manipulación o estimulación de las mamas.

Sin embargo, también prevé la realización de una segunda prueba rápida de VIH para la confirmación del diagnóstico como medida de seguridad, según la Norma Técnica de atención adulto para el VIH. Este procedimiento no debería ser complejo y con demora, ya que en 15 minutos después se pudo detectar el error.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here