Minsa no ejecutó 73 por ciento del presupuesto para compra de medicinas

Foto: Difusión

Según investigación periodística del portal de noticias Ojo Público, 7 de cada 10 medicamentos se encuentra desabastecido en hospitales del Ministerio de Salud en Lima.

Fuente: Ojo Público / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Este  26 de diciembre de 2016, venció el período de emergencia por 90 días al Minsa para adquirir directamente, sin pasar por licitación, una lista de 1.786 productos e insumos médicos. Sin embargo, y pese a la urgencia de medicinas para el tratamiento del cáncer, la hipertensión y otras enfermedades, el ministerio solo adquirió 488 de esos productos, según los reportes del Sistema de Administración Financiera del Estado (SIAF) revisados por el portal de noticias Ojo-publico.com. Es decir, el Minsa no compró el 73 por ciento de medicamentos e insumos médicos requeridos por los hospitales de Lima.

El problema ya había sido advertido por la Defensoría del Pueblo entre octubre y noviembre de 2016 – parte del período de vigencia de la declaración de emergencia sanitaria – debido a diversas quejas de pacientes que no pudieron empezar o interrumpieron sus terapias por la escasez de medicinas. Ahora, la situación empeoró al punto que el 2017 empezó con almacenes vacíos y sin que se concretara la mayoría de las compras de provisiones anuales de medicinas e insumos esenciales que por estas fechas ya deberían haberse distribuido en las farmacias hospitalarias. “La declaración de emergencia sanitaria no ha solucionado nada. Estamos en una etapa crítica”, señala el decano del Colegio Médico del Perú, Miguel Palacios Celi, consultado por Ojo-publico.com.

Entre los 1.298 medicamentos e insumos médicos que el Ministerio de Salud no ha comprado hasta la fecha están desde antibióticos como ciprofloxacino o cloranfenicol, y pastillas de cetirizina usadas para el tratamiento de alergias, hasta medicamentos contra el cáncer como bortezomib y lapatinib.

El 22 de enero, el colectivo denominado Grupo Impulsor de Vigilancia de Antirretrovirales (GIVAR) reportó la escasez de tres medicinas (tenofovir, efavirenz y abacavir) para el tratamiento del virus del sida en los hospitales de Lima debido a que las reservas se quemaron en el incendio del 18 de octubre del 2016 y no fueron repuestas a tiempo con nuevas adquisiciones.

OSCE advirtió sobre los procesos de compra 

Un informe de una acción de control del Organismo Superior de las Contrataciones del Estado (OSCE) sobre cuatro compras directas de fármacos y dispositivos médicos por más de dos millones de soles, en el período de la emergencia sanitaria, ya advertía anomalías en los criterios utilizados por el Ministerio de Salud para justificar sus adquisiciones. En ese documento, emitido en noviembre de 2016 y revisado por este medio, la subdirectora de identificación de riesgos en contrataciones directas y supuestos excluidos del OSCE, Laura Gutiérrez Gonzales, señaló que no podían justificarse compras sin concurso público por la ineficiencia administrativa de los funcionarios responsables de las mismas.

Farmacia Hospital Dos de Mayo / Foto: Marlon Castillo

“En vista de que las razones que habrían llevado a una situación de emergencia en los hospitales recaería en la actuación de los funcionarios públicos a cargo de la gestión de las compras públicas (…), este organismo supervisor hará de conocimiento del Sistema Nacional de Control los hechos descritos. Esto podría evidenciar responsabilidades funcionales”, se lee en una de las conclusiones del informe entregado a la directora de gestión de riesgo del OSCE, Patricia Alarcón Alvizuri.

Cambios en Cenares 

El informe periodístico revela que las compras eran responsabilidad del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud (CENARES), que debía administrar un presupuesto de S/.103 millones para cubrir todas las necesidades de la lista de emergencia. Sin embargo, apenas ejecutó S/.25 millones entre setiembre y diciembre de 2016.

En ese mismo lapso, el organismo pasó por continuos cambios: entre junio y octubre del 2016 estuvo a cargo de la obstetriz Marita de los Ríos Guevara, quien renunció precisamente tras serios cuestionamientos al manejo de las adquisiciones y la cadena de control de las medicinas por el incendio de uno de sus almacenes en El Agustino, aún no esclarecido. El puesto fue encargado a José Antonio Gonzales Clemente, hasta entonces director ejecutivo de la Oficina de Abastecimiento del CENARES, pero tampoco se agilizaron los procesos de compras y menos se resolvieron los problemas logísticos del almacén incendiado. Este inmueble sigue en escombros. Aun así, en noviembre pasado, la ministra Patricia García designó formalmente a Gonzales como nuevo director de dicho organismo.

Puede leer el artículo completo haciendo click aquí 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here