Hospitales en el norte del país se inundan por lluvias

Hospital Las Mercedes de Chiclayo / Foto: La República

Infraestructuras nuevas y antiguas colapsan ante las lluvias que azotan la costa norte del Perú

Escribe: Marlon Castillo 

Lima, Perú.– Los hospitales, deberían ser los lugares más seguros para proteger y cuidar de la salud de los ciudadanos, pero en cambio podrían ser una trampa mortal o un foco de contaminación por su pésima infraestructura por antigüedad o mala construcción. .

Durante esta semana, las ciudades de Chiclayo, Piura y Tumbes, fueron declaradas en emergencia, ante las intensas lluvias que inundaron no solamente las calles de la ciudades, sino algunos nosocomios y por ejemplo,  los pacientes del hospital de Chiclayo, debieron ser evacuados al hospital Belén por las inundaciones.

 El hospital regional Docente Las Mercedes de Chiclayo, con  más de 80 años de antigüedad, colapsó por las lluvias y sus estructuras se agrietaron. Los pasillos de emergencia y otros servicios están al tope y no se dan abasto.

El director del sanatorio, Jhon Joo Salinas, indicó que se restringió las atenciones a nuevos pacientes que lleguen a las áreas de Obstetricia, Pediatría y Emergencia por estar altamente afectadas por la lluvia que soportó la región Lambayeque

El intendente Macro Regional SuSalud Norte, Miguel Vela López, exhortó a los directores de los establecimientos de salud a adoptar las medidas necesarias para acondicionar otras áreas que no hayan sufrido inundación por las intensas lluvias registradas, a fin de que la atención no se vea afectada y/o recortada a la población en momentos como este.

“Hay que precisar que Lambayeque se encuentra en situación de emergencia, por lo que el acceso a los servicios de salud debe estar garantizado. Es por ello que los directores de estos hospitales (Regional y Las Mercedes) y otros establecimientos de salud deben resolver el problema para evitar congestionamiento de pacientes y demoras en la atención”, expresó el funcionario al diario Correo de esta ciudad.

El Gobierno Regional de Lambayeque, declaró todos los establecimientos de la región en alerta roja, pues su infraestructura se encuentra en peligro.

 

Mientras que en Tumbes la lluvia de 11 horas que soportó la ciudad norteña hizo que el sistema de alcantarillado colapse en uno de los ambientes del hospital Sagaro, inaugurado hace más de tres años, durante la gestión del gobernador regional preso por actos de corrupción, Gerardo Viñas Dioses.

La infraestructura, considerada como la obra más moderna de la ciudad con 6 pisos, que costó  110 millones de  soles,  y 30 millones de soles para el equipamiento, deberá ser desalojado lo más pronto posible.

Peritos en ingeniería contratados por el Gobierno Regional de Tumbes, para evaluar la situación del hospital, advierten que existe un deficiente sistema de drenaje pluvial, ya que todo el agua filtra en todo el hospital permitiendo que las grietas se pronuncien más, así como poniendo en peligro los equipos tecnológicos.

El coordinador del grupo técnico, Juan Manuel Moriad, concluyó que la situación del hospital es “grave” por ello recomendó la evacuación inmediata del personal y la reconstrucción de algunos tramos de dicha infraestructura. El especialista destacó que la calidad del suelo no es apta para una construcción de seis pisos, dado que el suelo es húmedo y salitroso.

En tanto, el Centro de Salud, de Zarumilla, frontera entre Perú y Ecuador, también fue afectado por las lluvias.

Centro de Salud de Zarumilla / Foto: Diario Correo

Dos grandes hospitales del país, que deberían ser uno de los espacios más seguros en casos de desastres naturales, son los que necesitan auxilio, para evitar que los pacientes y usuarios corran riesgos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here