Fraccionan entrega de medicamento para el VIH en el MINSA

Foto: Conexión Vida

Fraccionamiento de medicamentos vulnera el derecho a la salud y podría generar abandono al tratamiento médico de las personas que viven con el VIH

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida 

Lima, Perú.- La semana pasada (11 de agosto) la ministra de Salud, Patricia García, informó que el Centro Nacional de Abastecimiento de Productos Estratégicos en Salud (CENARES) adquirió un total de  860 millones de soles en medicamentos a fin de abastecer a los establecimientos de salud para beneficio de los pacientes y usuarios.

El anuncio se realizó en el Hospital Nacional Dos de Mayo, donde se indicó que se había abastecidos de varios medicamentos, entre ellos  antirretrovirales para el tratamiento del VIH.

También se indicó que el MINSA con la adquisición de los medicamentos tendría una efectividad superior al 95% de medicamentos adjudicados que aseguran el abastecimiento para los próximos 12 meses de 230 medicamentos e inclusive de 24 meses para 132 medicamentos.

Sin embargo, la información vertida por la titular del sector, no sería exacta en la medida que en el propio hospital donde se realizó el anuncio, ahora fracciona la entrega del medicamento a los usuarios que viven con el VIH y  toman el fármaco Tenofovir, que sirve para detener el incremento del virus en el organismo de la persona que lo consume.


Los usuarios se quejan porque les entregan el fármaco entre 3 y 11 días, lo que les ocasiona una serie de dificultades para su salud y hasta podría generar abandono al tratamiento, ya que la mayoría de personas dejan de laborar para ir hasta el hospital y recoger sus medicinas cada semana.

Ministra anuncia abastecimiento de medicamentos.

El fraccionamiento en la entrega de dicho medicamento, se debe a que existen dificultades con el proveedor que ganó la compra corporativa para abastecer el producto en los hospitales del Ministerio de Salud, seguridad social (Essalud) y las sanidades de la Policía Nacional.

Esta situación, ya había sido advertida por nuestro medio, meses atrás e incluso se conocía que la empresa proveedora iba a ser multada por la demora en el despacho de los productos farmacológicos.

Además, se conoció  que durante una reunión entre las autoridades del CENARES y representantes de las personas que viven con el VIH, se anunció la falta del medicamento, excusando que se debe al incendio ocurrido el año pasado en los almacenes del Ministerio de Salud en el distrito de El Agustino.

Según reporta el Grupo Impulsor de Vigilancia del Abastecimiento de Antirretrovirales (GIVAR) se han presentado seis quejas por este motivo, que también ocasiona entrega fraccionada del medicamento en organizaciones no gubernamentales que entregan el tratamiento.

En regiones, también se han reportado casos de entrega racionada de Tenofovir, así como Lamivudina y Zidovudina.

Las personas afectadas, remiten las recetas médicas que señalan este problema en la entrega de medicinas y algunas organizaciones apoyan con donación a los usuarios para evitar la descontinuidad en su tratamiento.

Contexto adverso

En un informe técnico enviado al Ministerio de Salud y la Defensoría del Pueblo hace dos años;  GIVAR advierte de las situaciones negativas a la salud, la entrega fraccionada del medicamento para el VIH, considerando incluso que es necesario que los pacientes y usuarios deban realizar gastos extras en dinero para su traslado a los hospitales y permisos que les pudiera ocasionar despidos laborales.

El documento señala que se ha logrado detectar que existe una desigualdad en la entrega de medicamentos ARV, cuando existe fraccionamiento o racionamiento. Algunos usuarios reciben mayores días de tratamientos que otros, estando en la misma condición.

Al no tener un stock adecuado y ante la posibilidad de no contar con los antirretrovirales, se recurre al cambio de esquema temporal y arbitrario sin mayores criterios técnicos, más que la urgencia de que los usuarios/as reciban algún medicamento. Esta medida está demostrado en diversas denuncias fiscales, realizadas por usuarios que viven con el VIH.

El cambio de medicamentos de manera arbitraria también perjudica la adherencia, pues genera resistencia medicamentosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here