23 de Mayo: Día Nacional del Donante de Órganos

Minsa promueve cultura de donación para salvar más vidas

Escribe: Rodrigo Siancas / Conexión Vida 

Lima, Perú.- Hoy y todos los 23 de mayo de cada año, se conmemora en el Perú el Día Nacional del Donante de Órganos y Tejidos, en el cual se hace un reconocimiento a las personas y familias anónimas y solidarios que donaron sus órganos a un ser querido o a cualquier otra persona para que pueda seguir con vida.

Promulgado por la Ley de Fomento de la Donación de Órganos y Tejidos Humanos Ley N°27282, la cual fue publicada el 08 de junio del año 2000 con el fin de promover, proteger e incentivar la donación de órganos y tejidos como un acto voluntario, solidario y altruista.

En el Perú la tasa de donantes de órganos y tejidos es de 1.6 donantes por cada millón de habitantes, una de las más bajas de Latinoamérica, lo cual ocasiona que muchas personas con condiciones crónicas de salud esperen por largo tiempo un trasplante, falta mucho por hacer aún.

Casos

Sin embargo existen casos que resaltar de gente que gracias a su gran corazón realizaron el mayor acto de amor desinteresado, donar una parte de ellos para que otra persona pueda vivir. Tenemos a Ever Sotomayor el periodista que tras sufrir la peor de las desgracias que le pueden ocurrir a un padre, perder a su hija, tomo la decisión de donar los órganos de su pequeña Mía Nicole para que otros niños que estaban luchando durante años contra enfermedades difíciles y tratamientos dolorosos.

Víctor Manuel Blas le dio vida a su hijo Carlitos por segunda vez, al donarle uno de sus riñones. Su joven hijo fue diagnosticado con insuficiencia renal y durante 3 largos y dolorosos años estuvo en tratamiento de hemodiálisis, hasta que surgió la posibilidad de que su padre le donara un riñón ante lo que este padre abnegado no hesito e inmediatamente se realizó la operación, hoy en día Carlitos vive una vida normal y Víctor es el padre más feliz tras haber podido ayudar a su hijo.

Unos repentinos dolores de estómago y de cabeza fueron los primeros síntomas antes que el joven Erick empezara a hincharse y a convulsionar, fue entonces cuando le diagnosticaron insuficiencia renal, “tuvo que dejar la escuela y el futbol, su deporte favorito” contaba su madre. Durante tres años estuvo en tratamientos, hasta que gracias al inmenso corazón de un desinteresado ser humano este joven pudo someterse a un trasplante y ahora poco a poco vuelve a su vida como la había dejado antes de esta enfermedad.

Una segunda oportunidad

Estas historias de seres humanos que en actos de inmensa solidaridad le dan vida a otra persona mediante un trasplante de órganos, son lo que muchos necesitamos para poder tomar la decisión de darles una segunda oportunidad a personas que están sufriendo muchísimo en tratamientos interminables y dolorosos solo para poder mantenerse con vida.

Andrew de 5 años amante de la lectura y los libros no pierde la esperanza que un ser humano de buen corazón le dé la oportunidad de una vida sana y llena de esperanza. Verlos a niños  alegres y entusiastas pese a sus problemas de salud inspira ternura y a la vez impotencia de saber que es muy difícil luchar por la donación de un órgano en un país que carece de cultura de donación, por miedo o por ignorancia, poco a poco cambien esa mentalidad y puedan regalarle una sonrisa a estas personas que pasan por agonías todos los días en la larga espera de esa noticia que les cambie la vida, “tenemos un donante para ti”.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Salud, un solo donante de órganos y tejidos puede ayudar a salvarles la vida a 15 personas, quienes pueden desarrollar sus actividades con normalidad.

Mientras que EsSalud, indica que son cuatro mil personas aseguradas que requieren de un trasplante de riñón. Esta entidad ha realizado más de dos mil trasplantes de este tipo y este año espera llegar a 300 operaciones, falta mucho por hacer aún.

 Fuentes: Andina, Minsa

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here