Se detectan deficiencias en centros de salud del Rímac y Chorrillos

Perjudicando a pacientes afectados por alta humedad

Escribe: Rodrigo Siancas / Conexión Vida

Lima,Perú.- La Defensoría del Pueblo constató varias deficiencias que afectan la atención médica oportuna de los pacientes que acuden a los principales establecimientos de salud ubicados en las laderas de cerros del Rímac y Chorrillos.

En el centro de salud Flor de Amancaes en el Rímac se confirmó el desabastecimiento de medicamentos para enfermedades propias de la temporada de bajas temperaturas, de equipos nebulizadores y de balón de oxígeno para el tratamiento de enfermedades respiratorias. Pese a la alta humedad que se registra en la zona, tampoco contaban con uniformes, camillas y carpas de campaña para el desarrollo de brigadas de salud. No contaban con insumos en el laboratorio para la detección de tuberculosis.

En el centro de salud San Juan de Amancaes se evidencio que no contaban con la data actualizada sobre stock de vacunas de neumonía e influenza; el sistema de cadena de frió, no recibía mantenimiento. No contaban con medicamentos para el tratamiento de IRAS, tampoco balón de oxígeno para nebulizar a los pacientes en emergencia. También  se comprobó muestras de esputo cultivo tuberculosis expuestas. En cuanto a sus instalaciones, el techo de la sala de espera de pacientes corroída con riesgo de caída, paredes con filtraciones.

En el centro de salud Buenos Aires de Villa en Chorrillos, se identificó que no contaban con medicamentos para el tratamiento de IRAS; tampoco tenían kits de medicamentos para la atención de emergencias, el sistema de cadena de frió no recibía mantenimiento hace 2 años y no contaban con un cronograma para el desplazamiento de brigadas de salud a la población.

El puesto de salud Nueva Caledonia en al momento de la inspección se encontró una enfermera que era la única que atendía; 25 minutos después, arribó una obstetra, mientras que la gran cantidad de usuarios no podían ser atendidos. En el lugar, además, se nos informó que la falta de personal médico era constante, lo cual impedía hacer seguimiento a la aplicación de vacunas, pese a la existencia de varios casos de influenza en la zona.

En cuanto a  las instalaciones de este puesto de salud se encontraban en mal estado con paredes de consultorios con filtraciones, rutas de evacuación obstruidas, servicios higiénicos inoperativos, no tenían ingresos diferenciados para los pacientes en tratamiento de tuberculosis e incluso se encontraron muestras de esputo expuestas, poniendo en riesgo de contagio a los usuarios.

Todas estas deficiencias han sido informadas a las Direcciones de Redes Integradas de Salud Lima Sur y Lima Norte, así como al Ministerio de Salud para la toma de medidas correctivas, que permitan garantizar un adecuado y oportuno al servicio de salud.

Fuente: Defensoría del Pueblo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí