215 millones de soles perdidos por malos manejos en el SIS

 

La deficiente administración y la falta de presupuesto ponen en riesgo la vida de miles de afiliados a nivel nacional.

Escribe: Rodrigo Siancas / Conexión Vida

Lima, Perú.- El Seguro Integral de Salud (SIS) se encuentra en situación crítica por culpa de malos funcionarios. Los hechos de corrupción, la deficiente administración, las historias clínicas adulteradas, la falta de medicinas y el corto presupuesto son la razón por la que se encuentra en esta grave situación.

En la Red de Salud Canas, en Cusco, los funcionarios del SIS tenían la costumbre de cobrar el servicio de sepelio de una persona fallecida en más de una ocasión. Es decir, en los papeles del SIS, un paciente moría tres veces y las tres veces tenían que enterrarlo; por ende, cobraban triple por llevar a la tumba a un difunto. Los empleados adulteraban los certificados de defunción y consignaban como apoderados de los fallecidos a los representantes de las funerarias.

Este caso es solo un ejemplo de los 23 actos indebidos que ha detectado la Procuraduría Anticorrupción, que preside Amado Enco, a nivel nacional y que ha generado un perjuicio económico al Estado de S/215 millones 418 mil y, lo más grave, poniendo en riesgo miles de vidas.

Los funcionarios de las postas médicas y los hospitales se aliaron con los trabajadores de las clínicas privadas con el objetivo de que los asegurados del SIS se atiendan en los establecimientos particulares de salud imponiéndoles precios excesivos a los insumos y servicios prestados para que ambas partes se beneficien.

Como si fuera poco, los cálculos para justificar las transferencias efectuadas por el SIS a las IPRESS se sustentan en Formularios Únicos de Atención que vienen siendo falsificados por los empleados de los establecimientos públicos, sobrevalorando de esta manera la deuda que tiene el SIS con las postas, hospitales y clínicas.

En el informe se identificó que por atención de emergencias en clínicas privadas, los montos facturados al SIS se incrementaron desde S/1 millón 700 mil en 2014, a más de S/114 millones en 2016.

Una auditoría evaluó las regiones que concentran más del 90% del total de prestaciones pendientes de pago: Lima y Piura. En Lima se encontró que 1,323 atenciones facturaron un total de S/32 millones, lo que resultó en promedio que una clínica le cobraba al SIS S/24 mil por atención; y en Piura, se evaluaron 2,982 con un importe total de S/15 millones, que en promedio son 5 mil por emergencia.

Estos hechos son investigados por el delito de colusión agravada en la Fiscalía. Los delitos de malversación y peculado son los de mayor incidencia en los casos de corrupción.

Fuente: Perú21

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí