Entidades de salud compran medicamento para el VIH con sobreprecio

Precios altos en medicamentos para el VIH / Foto composición - Marlon Castillo

En cinco años, el Perú gastó 23 veces más en la compra del medicamento raltegravir, ocasionando que el gasto de un millón de soles en el 2012 ascendiera a más de 19 millones en el 2017. Incluso EsSalud y sanidades del Ejército compran a mayor precio el mismo medicamento y al mismo proveedor.

Escribe: Marlon Castillo / Conexión Vida

Lima, Perú.- ¿Incremento en la resistencia al VIH o negocio redondo?. Un medicamento que se usa como alternativa en fallas terapéuticas para el control del VIH, se está llevando gran parte del presupuesto en la compra de medicamentos para esta condición de salud, en el Ministerio de Salud (Minsa), Seguridad Social (EsSalud) y las sanidades del Ejército del Perú ante un sorprendente incremento en el consumo que le cuesta varios millones de soles al país.

Raltegravir 400 mg, es un medicamento antirretroviral, que aunque no tiene derechos de propiedad intelectual en el país, tiene un sólo proveedor en el mercado nacional, siendo comercializado por la empresa farmacéutica Merck Sharp & Dohme (MSD), con su marca Issentres. Este antirretroviral, que se supone deben tomar aquellas personas que hicieron resistencia medicamentosa, tuvo un consumo de 45 mil 78 tabletas en el 2012 con un costo de un millón 331 mil soles. En el 2017 la prescripción y el consumo del producto se elevó ya se que compró más de un millón de tabletas por un monto que superó los 19 millones 804 mil soles, según el informe realizado por Acción Internacional para la Salud – Perú en colaboración con Public Citizen de Estados Unidos.

EsSalud y la FF AA: Compras más caras

El informe revela además que EsSalud y el Fondo de Salud para el personal militar del Ejército (Fospeme) adquirió raltegravir a un precio mayor que el comprado por el Ministerio de Salud a través del Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud – Cenares. Mientras que el Minsa adquirió el medicamento en el 2017 a un precio unitario de 15 soles, EsSalud y Fospeme lo compró a 20.89 soles; incluso EsSalud compró más tabletas del mismo producto que el Minsa.

El Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, adquirió este medicamento en países donde otorga financiamiento (Perú recibe fondos para la prevención del VIH) a S/. 3.05 ($0.925) y en el análisis del documento se advierte que aún en las condiciones menos ventajosas para la importación resultaría en aproximadamente S/3.86 la tableta frente a los 15 soles que lo adquirimos.

Javier Llamoza, representante de Acción Internacional para la Salud, dijo a Conexión Vida que el Perú pudo ahorrarse 25 millones de soles, si hubiera hecho uso la norma de contrataciones y adquisiciones del Estado que desde hace dos años permite la compra internacional, por lo que se hace necesario que el Minsa explique sobre este gasto, el consumo y el sistema de compra de medicamentos para permitir ahorrar costos.

“La diferencia de precios es algo que no tiene explicación. El Estado debe hacer por lo menos una evaluación de los precios internacionales de las medicinas; falta un sistema de vigilancia de compras públicas”, refiere Llamoza Jacinto.

Medicamento no paga IGV y es caro

Merck Sharp & Dohme importó en junio del año pasado 3,027 frascos de raltegravir por un valor de $489,563.2086, equivalente a 8.89 soles por tableta, no obstante lo vendió a las entidades públicas entre S/.15.00 y S/. 20.89, es decir entre 169% y 235% sobre el valor de importación.

Este antirretroviral no paga aranceles por importación ni Impuesto General a las Ventas, pues el gobierno le brinda a varios medicamentos para el VIH y cáncer beneficios tributarios para reducir el costo en su venta, pero en la realidad pasa todo lo contrario.

Un estudio realizado por Meta Perú en el 2015 para comparar el precio de adquisición de medicamentos con países de referencia mostró que en el Perú se pagaba por el raltegravir el precio más alto comparado con Costa Rica, Colombia, Brasil y Chile, por lo que el elevado precio no es una novedad para el Minsa.

“Se deben tomar acciones sobre los precios diferenciados en las instituciones públicas. ¿A quién queremos seguir favoreciendo?. Conocemos que las empresas farmacéuticas hacen lobby para favorecerse y presionan muchas veces a las autoridades. Esto se debe investigar y la sociedad civil debe presionar para transparentar las compras públicas de medicamentos”, cuestionó Llamoza al mismo tiempo que solicitó hacer uso de un gasto eficiente en los presupuestos.

Conexión Vida se comunicó con trabajadores del nivel central del Ministerio de Salud y el Cenares, para conocer su respuesta frente al informe, pero hasta el cierre de la edición no obtuvimos respuesta.

Descargue el informe aquí ➡

Cabe indicar que no es la primera vez que el Estado Peruano recibe duras críticas por compras de medicamentos para el VIH a sobreprecio, ya que anteriormente pasó lo mismo con el producto atazanavir. En la actualidad, EsSalud ha manifestado que no tiene presupuesto para construir hospitales, pero compra el medicamento más caro.

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí