Justicia peruana criminaliza la transmisión del VIH

Conexión Vida / Foto: Marlon Castillo

Persona con VIH fue sentenciado a 6 años y medio de cárcel por no haber comunicado a su pareja que tenía el virus y haber traído al mundo a una bebé que también vive con la condición de salud.

Escribe: Marlon Castillo Castro / Conexión Vida. 

Tacna, Perú.-  Tener VIH no es un crimen. La jueza Indira Condori, del cuarto juzgado penal unipersonal de Tacna, sentenció a seis años y medio de cárcel a un padre de familia, por el delito contra el cuerpo la vida y la salud al “propagar” enfermedades peligrosas en agravio de su expareja y su hija, a quienes les transmitió el VIH.

Esta es la segunda sentencia que penaliza la transmisión del VIH en el país y crea un precedente negativo en el trabajo contra el estigma discriminación, ya que lejos de generar justicia, fomenta la penalización de una  infección que puede prevenirse con una adecuada educación sexual.

Alberto Stella, Director en Perú del  Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el Sida – ONUSIDA – sostiene que en base a lo analizado por un comité mundial de expertos  “no hay datos que indiquen que por medio de la aplicación general de la legislación penal a la transmisión del VIH se consiga la justicia penal o se prevenga la transmisión del virus. Esta aplicación más bien corre el riesgo de socavar la salud pública y los derechos humanos”. El informe del organismo de las Naciones Unidas, agrega que ” tiene que demostrarse el dolo y que efectivamente hubo transmisión de esa persona a la otra, si no el proceso adolece de pruebas fundamentales”.

El Caso: El pasado 29 de enero , el juzgado penal de Tacna dictó sentencia contra el ciudadano de iniciales A. B. Y. Ch. por transmitir el VIH a su expareja y su hija. También, se le impuso el pago de una reparación civil de 15 000 soles  a favor de su expareja y 20 000 a favor de su hija. El sentenciado, se encuentra prófugo de la justicia y con orden de captura vigente.

La madre presentó la denuncia en octubre del 2017, luego que se enteró que ella y su hija vivían con el VIH. Ella mantuvo una relación con el acusado desde los 19 años por casi 4 años de convivencia. Según las evidencias en el juicio, se logró demostrar que A.B. Y. conocía de su diagnóstico desde el año 2013, pero no comunicó sobre su situación de salud a su pareja, que al quedar embarazada por vía vertical transmitió el VIH a la bebé.

Análisis : Lo primero que habría que determinar es que ninguna persona que vive con el VIH, tiene la obligación legal de informar sobre su estado de salud. La ley 26626, protege la confidencialidad del diagnóstico, pero en cambio el artículo 121 del Código Penal establece como delito la acción de una persona “que a sabiendas contagia una enfermedad”.

Lo segundo es establecer que en Perú existen leyes y protocolos de atención para evitar la transmisión vertical ( de madre a hijo) del VIH. La Ley 28243, indica que toda mujer gestante por obligación debe hacerse la prueba de VIH, precisamente como método de protección. Además,  la Resolución Ministerial 619-2014  que aprueba la Norma Técnica 108 para disponer acciones  para la prevención de la transmisión madre a hijo del VIH y asegura una máxima protección  para que a futuro el bebé nazca sin el virus, con tratamiento antirretroviral y alimentación con leche maternizada artificial.

Bajo éstas dos consideraciones, podemos establecer que pese a que no existe una obligación legal, podría existir una obligación moral de informar sobre el diagnóstico de VIH a pareja o esposa, pero además se tendría que valorar las circunstancias de transmisión, mediante relaciones sexuales aparentemente consentidas entre ambos.

En el caso de la transmisión del VIH a la menor, es posible que exista responsabilidad del Estado, pues aunque existen normas y leyes que garantizan la prevención del VIH de madre a hijo, aquí no hubo tal protección y eso explica que pese a que otros países han eliminado la transmisión vertical del VIH, en el Perú aún mantenemos un 2%.

Julio César Cruz, director de la ONG PROSA,  indica que “existe corresponsabilidad del Estado y la ciudadanía frente a este tipo de situaciones”. “Es muy complejo definir una responsabilidad en la transmisión del VIH por vía vertical, ya que tendríamos que analizar si la gestante accedió o no a los controles prenatales, pruebas de VIH y demás si se utilizó el protocolo de atención para este tipo de casos”, refiere Cruz.

En cualquiera de los casos, las organizaciones de la sociedad civil, se han manifestado en contra de penalizar la transmisión del VIH y dan como alternativa mejorar la información sobre prevención, adecuada educación sexual y ser vigilantes para que se cumplan  los protocolos de salud aprobados por el Ministerio de Salud.

El abogado del ciudadano sentenciado, ha manifestado que apelará el fallo.

3 COMENTARIOS

  1. En Bolivia la ley del. Sida penaliza está situación, obligando a toda persona que sepa su diagnóstico a informar a su pareja sexual bajo pena de cárcel.

  2. Soy de Perú. A mi hermana le contagió su pareja del vih sin decirle q era portador ahora está muerta mi hermana y él está contagiando a todas las. Mujeres kiero q se Haga juaticia por favor ayudenme

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here