¿Cuáles son las propiedades del uso del cannabis en las personas con VIH?

Foto: Difusión

Estudios demuestran que el cannabis puede ser usado como terapia de acompañamiento al tratamiento del VIH para evitar náuseas, vómitos y el dolor, causado por los efectos secundarias de los medicamentos.  Hospitales en Argentina ya usan esta técnica con personas que viven con el VIH. 

Informe especial: Marlon Castillo / Conexión Vida  – Con información de Info Cannabis / Canal 10 de Argentina. 

Lima, Perú.- Tras la aprobación del reglamento de la ley que legaliza el uso medicinal del aceite del cannabis para tratar a usuarios y  pacientes con enfermedades terminales o condiciones crónicas, nos preguntamos si el cannabis también podría ser útil para las personas que viven con el VIH o se encuentran en fase Sida.

Primero, debemos entender que el cannabis, desafortunadamente, no puede curar ni tratar el VIH, sin embargo diversos estudios clínicos indican que  ayuda a gestionar algunos de los síntomas de esta condición de salud y además permite disminuir algunos efectos adversos del tratamiento antirretroviral (TARV).

Diversas pruebas de investigación han demostrado que los compuestos activos de esta planta proporcionan un alivio eficaz de algunos de los síntomas causados en la condición de vivir con el VIH por la disminución de defensas y los efectos secundarios al tratamiento como:  náuseas, vómitos y el dolor.

Uso para mejorar la terapia TARV

Aunque las náuseas y los vómitos no son síntomas no exclusivos del VIH, durante la terapia antirretroviral se presenta de manera constante, sobretodo al inicio del tratamiento o durante el cambio de un esquema de tratamiento.

Tanto las náuseas como los vómitos son síntomas que son difíciles de tratar a largo plazo, lo que hace más difícil que la alimentación o apetito.

Un estudio del 2011 publicado en el British Journal of Pharmacology por un investigador del Departamento de Psicología y el Programa Colaborativo de Neurociencia de la Universidad de Guelph, en Canada, descubrió que tanto el THC como el CBD poseen estos efectos antieméticos (náuseas).

Escuchar el programa Salud y Política y el análisis del cannabis para el VIH a partir del minuto 42. 

El estudio averiguó que tanto el THC como el CBD, los dos componentes más conocidos del cannabis, suprimían las náuseas en las ratas, y llegó a la conclusión de que los cannabinoides como el THC y CBD podrían emplearse para tratar las náuseas y vómitos producidos por la quimioterapia y otros tratamientos terapéuticos como el antirretroviral.

Un estudio canadiense publicado en el año 2004 se señalaba que el 43% que personas con VIH y consumen el cannabis de forma habitual, mejoraban su estimulación del apetito (70%), facilitar el sueño o la relajación (37%), disminución de las nauseas y vómitos (33%), control del dolor (20%), manejo de la ansiedad y depresión (20%).

Experiencia en Argentina 

El uso de la marihuana para mejorar la adherencia al tratamiento de las personas con VIH, se inició en Tailandia, pero a raíz de la aprobación del Senado argentino de la  Ley que establece el uso medicinal, terapéutico y paliativo del cannabis (marihuana) y sus derivados,  el 29 de marzo se abrió las puertas para que hospitales nacionales inicien terapias de manera legal usando el cannabis.

El  hospital Rawson Referente Provincial en Infectología en Córdoba, en Argentina ya usan el cannabis desde el año pasado.

El tema siempre genera polémicas, pero los profesionales que conviven a diario con personas que viven con el VIH aseguran que es necesario que las autoridades sanitarias impulsen estudios e investigaciones serias sobre las propiedades medicinales que posee la marihuana.

El infectólogo Diosnel Bouchet afirmó que personas VIH positivas logran una mayor tolerancia a los antirretrovirales, lo que les permite mayor sensación de bienestar y una mejor predisposición a sostener en el tiempo el tratamiento.
“Sabemos como médicos que muchos de nuestros pacientes utilizan terapéuticamente el cannabis y que les mejora la sensación de salud, la sensación de plenitud. Entonces, nosotros tomamos eso porque es muy importante que el paciente de VIH quede contenido en el sistema de salud”, dijo a un medio local.

En Argentina, también existen clubes cannábicos y asociaciones como Mamá Cultiva que promueven su uso medicinal para diversas dolencias o patologías.

No obstante, se debe tener en cuenta que el uso del cannabis es complementaria y no remplaza al tratamiento convencional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here