Tratamiento y rehabilitación en salud mental deberán ser brindadas de forma obligatoria por las aseguradoras

Colegios e instituciones de educación superior enseñarán contenidos referidos a esta problemática

Lima, Perú.- Ahora las compañías privadas de seguro están obligadas a brindar cobertura para el diagnóstico, tratamiento y rehabilitación en salud mental, según ordena la Ley de Salud Mental (Ley 30947) publicada hoy en el diario El Peruano.

La norma de 38 artículos señala que la cobertura se dará de acuerdo a las necesidades de personas con problemas de salud mental registradas en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En general, los seguros de salud públicos y privados deben cubrir la atención en salud mental dentro de sus planes, incluyendo el tratamiento ambulatorio o el internamiento u hospitalización, así como el acceso a medicamentos y productos sanitarios, añade la Ley.

En el caso de las personas en condición de pobreza o pobreza extrema con discapacidad mental que no cuenten con seguros, éstas deben ser incluidas en el Seguro Integral de Salud (SIS), de acuerdo a un plan progresivo de atención o prestaciones.

Uno de los objetivos de la ley es garantizar el respeto a la dignidad de las personas con problemas de salud mental o discapacidad, así como promover el desarrollo de servicio de atención comunitaria en salud mental.

De igual manera, fortalecer las capacidades de los profesionales que gestionan y prestan servicios de salud mental y garantizar el acceso a servicios de salud y medicamentos para los usuarios mediante políticas de aseguramiento y cobertura en el sector público y privado.

Promoción y prevención

La norma también contempla la prevención de los problemas de salud mental en el Perú, para lo cual se pondrá énfasis en la identificación de factores de riesgo, como la violencia familiar, la violencia sexual, el pandillaje, el sicariato, el maltrato infantil y contra la mujer.

Otros factores de riesgo que serán monitoreados son el consumo y abuso de drogas legales e ilegales y no químicas, cuadros de depresión e intentos de suicidio, afectados por la violencia terrorista, así como los riesgos en el ambiente de trabajo, entre otros.

Las acciones de promoción y prevención también pondrán énfasis en la detección temprana de la enfermedad, la eliminación del estigma y la discriminación, así como la difusión de programas y servicios que beneficien la salud mental en colegios, universidades e institutos, públicos o privados.

Educación en salud mental

En su artículo 34, la Ley ordena que los colegios e instituciones de educación superior públicas y privadas implementen programas de prevención para proteger a la población estudiantil de potenciales riesgos para la salud mental.

Asimismo, deben incluir en la enseñanza contenidos referentes a la prevención de problemas de salud mental y a estilos de vida saludables. Para el efecto, participan profesionales especializados, de acuerdo a los lineamientos que aprueben los ministerios de Salud y de Educación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here