Crean implante para prevenir el VIH durante un año

Las personas con alto riesgo de contraer el VIH toman medicación diariamente, que podría ser reemplazada por este moderno método.
Con información de  Salud y Tecnología  e Infobae
México.- Actualmente, el tratamiento medicado más efectivo para prevenir que una persona contraiga VIH es el llamado profilaxis de pre-exposición (PrEP, por sus siglas en inglés). El PrEP compuesto por los medicamentos tenofovir+emtricitabina hoy en día se administra con una toma diaria de un comprimido. Así, puede reducir en gran medida el riesgo de contraer este virus.

Se trata de un método que se ha popularizado en varios países y que disminuye hasta un 90% la posibilidad de contraer VIH en una relación sexual. De esta forma, es posible afirmar que tiene el potencial de reducir las infecciones por este virus hacia el futuro.

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) han recomendado el uso de Truvada (tenofovir+emtricitabina) , que se toma como una pastilla diaria, entre quienes tienen alto riesgo de infectarse con el virus.

Al igual que sucede con la mayoría de los medicamentos actualmente, la toma diaria puede constituir un inconveniente. Es muy frecuente que la persona olvide de tomar una pastilla, lo cual disminuye la efectividad del fármaco.

Con este problema como disparador, la empresa farmacéutica Merck desarrolló un tratamiento alternativo con un pequeño implante, muy similar al anticonceptivo subdérmico que se suele colocar en la cara interna del brazo. El implante se pone en el paciente y administra una dosis diaria de prevención del VIH hasta por un año.

De acuerdo a los resultados de las pruebas de la Fase 1, los investigadores de Merck aseguraron que la prueba con 12 hombres durante un período de 12 semanas mostró resultados prometedores.

“Nos sentimos alentados por los resultados de este estudio de prueba de concepto que explora el potencial de administrar dosis significativas de islatravir en un período de 12 semanas”, afirmó el doctor Roy Baynes, vicepresidente senior, jefe de desarrollo clínico global y jefe médico oficial de Merck Research Laboratories, de acuerdo a la información publicada por Infobae.

“En Merck, reconocemos que se necesitan múltiples opciones para abordar las necesidades de las personas en riesgo de VIH-1, y estamos comprometidos a investigar esas opciones”, aseguró el experto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here