“Propuesta presidencial de afiliación universal al SIS solo beneficiará a los privados”

Entrevista realizada por: Renato Arana Conde / Conexión Vida 

¿Salud en venta?  Afiliación al Seguro Integral de Salud -SIS, independientemente de la condición socioeconómica,  es un tema de debate tras el anuncio presidencial. Carlos Arana Basto, coodinador del Grupo Nacional de Presupuesto Público (GNPP) analiza la propuesta. 

-¿Ha sido una propuesta aventurada lo que oímos el 28 de julio?

– Al contrario, creo que es una reivindicación de que todo el mundo, aparte de su condición económica, debe acceder al servicio de salud. Desde nuestra organización compartimos esa idea.

-Me refería, más bien, aventurada por el plazo que dio Vizcarra: 2021.

-En principio, el SIS en los últimos años ha tenido casi un monto de casi 1700 millones de soles, como presupuesto inicial de apertura. Ha aumentado casi 12 millones de soles solo  a lo largo del año.

-Pero se le redujo el presupuesto en 500 millones de soles respecto al 2018…

-Parte del ajuste lo dio el gobierno por un problema de ingresos fiscales y hubo que adecuarse el nuevo presupuesto. Y se dio en todos los pliegos presupuestales, pero posteriormente los fueron dosificando. De acuerdo a las estadísticas, el número de asegurados al SIS se ha mantenido en 17 millones 900 mil. Si se hace una división de esos 17 millones 900 mil afiliados entre los 1700 millones de soles asignados este año: casi son 95 soles por asegurado. Ahora, considerando que habrá un aumento de 4 millones de personas sin ningún seguro, si lo multiplicamos por esos 95 soles: serían casi 380 millones de soles.

-¿Qué se podría incorporar al sector salud?

-En términos de presupuesto, y viendo la situación con cierta experiencia, no sería algo muy complejo de obtener. Si se recupera el presupuesto que se tenía de 2200 millones.

-¿Se logrará para 2021?

-Siendo realistas, pueden aumentar los 380 millones; pero ahí no se soluciona el problema, pues aún quedan los problemas de infraestructura y el servicio. En ese sentido, no se va a cumplir en la medida de que el servicio no va a mejorar sino se mejora.  No es solo aumentar los afiliados y los recursos que puedan tener.

-El problema remanente es, entonces, cómo funciona el modelo en sí: lleno de deficiencias.

-Si lo vemos en términos de cifras, puede cuadrar y podemos llegar a esos 4 millones de personas sin seguro. Pero, si vamos a la realidad, es diferente porque vemos que tenemos un casi colapsado sistema de salud que no atiende con calidad a sus asegurados. ¿Qué se está haciendo en la actualidad? El mismo Ministerio de Salud anuncia que muchos de los hospitales que se tienen van a pasar a Asociaciones Públicas Privadas. Lo que se busca es privatizar más la atención de salud. Podrá haber más recursos, pero ¿hacia donde se destinan los recursos?

-Al sector privado.

-Porque, en la medida que haya ineficiencia en el servicio público, tenemos que recurrir al privado para que nos lo de. Esos recursos no van para pagar a los médicos, por ejemplo, sino para financiar a esas empresas que asumen la atención que el Estado -por sus deficiencias- no puede ofrecer a sus asegurados. Entonces, vemos que este este anuncio presidencial es solamente un discurso más político porque no ayuda a fortalecer la seguridad del aparato estatal de salud.

-¿Cómo es la experiencia en otros países que recurren a las Asociaciones Público Privadas?

-En Europa se está criticando ese sistema porque la gente va reconociendo que hay cosas que no puede atender el privado: cuando se presentan enfermedades muy complejas, a veces, no lo asume porque son costosísimas. Entonces, siempre se tiene que recurrir a la asistencia pública. Es como el SOAT. Cuando se te acaba tu plata, te dicen “váyase a Essalud o al Minsa, porque aquí se le acabó su cobertura”. La lógica del privado es de rentabilidad.

Carlos Arana Basto, coodinador de GNPP

-¿Se recurrirá a una reforma tributaria o incremento de recaudación para obtener ese presupuesto?

-El problema con los ingresos fiscales se quiso solucionar mediante medidas como afectar a los impuestos ciegos o indirectos. La perspectiva era recuperar algunas cosas que se daban en esas denominadas exoneraciones, reducir algunas exoneraciones especialmente en el IGV en algunos sectores. Se quería aumentar la recaudación, entonces se dio más el enfoque de mejorar la fiscalización y eso ha permitido aumento de los ingresos fiscales. Pero hay cosas que tienen mayor peso que eso. Por ejemplo, algunas exoneraciones de casi 17 mil millones de soles que deja el Estado de gastar para tener más recursos y poder financiar proyectos o mejorar los servicios. Si el estado cobraría lo que debe, habría recursos para pagar mejor a los médicos que son claves para la reforma de salud.

-¿Se debería anular las exoneraciones tributarias que benefician a las farmacéuticas que dejaron de pagar por ello al Estado 640 millones de soles?

-Es una pregunta bien difícil.

-Pese a esto se descubrió que estas farmacéuticas -que producen medicamentos para cáncer, VIH y diabetes- no bajaron sus costos.

-Son buenos algunos beneficios tributarios en la medida que te ayuden prestar mejores servicios. Sin embargo, se vuelven un privilegio cuando, realmente, son manoseados para que haya empresarios usureros que siguen ganando en base a la enfermedad de la gente.  Estos empresarios no se adecuan a estos beneficios.  Ellos siguen manteniendo o hasta aumentan los precios sin considerar esa disminución con el que el Estado los ha beneficiado.

-Desde 2001 se les exonera. No es poco tiempo.

-Es una estafa de estas grandes farmacéuticas al Estado peruano que se hace el loco o existe allí un negociado. No le encuentro otra respuesta.

-No conviene, entonces, el costo beneficio de esta propuesta del Ejecutivo para la afiliación universal al SIS.

-Si partimos de que debe haber un derecho universal del acceso, deberíamos tener una política integral de solucionar el problema de la salud pública.  Si no se hace, solo queda como un discurso interesante pero es impracticable en la realidad. Si ahorita no hay posibilidad de atender bien a los que están, ¡imagínate el resto! Se tiene que dar cobertura, pero se tiene que atacar los otros problemas.

-Eso implica otro presupuesto que es incalculable, por el momento.

-Claro, el problema es que si se deja de cobrar algunos impuestos, o se beneficia solo a un grupo pequeño, ahí tenemos un problema. Aumentando presupuesto, pero direccionando bien los recursos, se podrá tener tener un servicio de salud idóneo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here