Más de 900 niños dan positivo en VIH en Pakistán

Transmisión habría sido a causa de la reutilización de jeringas y agujas, pero también se especula que otras practicas antihigiénicas podrían haber contribuido a la transmisión del VIH

Escribe: Rodrigo Siancas / Conexión Vida 

Ratodero, Pakistán.- Los ciudadanos y los funcionarios de salud de la ciudad de Ratodero en Pakistán culpan al pediatra Muzaffar Ghanghro de haber sido causante del brote de VIH en esta pequeña ciudad. Alrededor de 1.100 ciudadanos dieron positivo en VIH, y de ellos 900 son menores de 12 años. Pero este médico parece no ser el único responsable.

[Leer también: Pediatra transmite VIH a más de 400 personas en Pakistán]

Imtiaz Jalbani un trabajador sin muchos recursos económicos tuvo que llevar a sus seis hijos para que los atendiera el pediatra Ghanghro puesto que era la opción más accesible. A cuatro de sus seis hijos se les transmitió el VIH. Jalbani asegura a ver visto a Ghanghro buscando una jeringa usada en la basura para usarla durante la consulta de uno de sus hijos, cuando el padre confronto al medico este le respondió que no tenia más opción puesto que no le podía pagar una nueva jeringa. 

Tanto Jalbani como muchos médicos acusan a Ghanghro como el único responsable de haber transmitido a los hijos de Jalbani y a más de otros 900 niños en la ciudad el VIH, puesto que él habría atendido a las familias más pobres de la ciudad, pero ¿es posible que el sea el único responsable de esta terrible situación? 

Cuando el caso se dio a conocer, los trabajadores de salud de Ratodero señalaron a Ghanghro como único responsable de la crisis, pues había reutilizado jeringas para usarlas en sus pacientes. El pediatra fue arrestado, acusado de negligencia y homicidio involuntario, pero no ha sido condenado e insiste en que es inocente y que nunca reutilizó jeringas. Ahora los médicos apuntan a que es poco probable que él sea la única causa del brote.

Ratodero es una ciudad pequeña y pobre donde las prácticas antihigiénicas son una rutina diaria. Ghanghro no sería el único médico que reutilizaba jeringas y agujas. Los dentistas no usan herramientas esterilizadas, mientras que los barberos usan navajas sin limpiar en las caras de varios de sus clientes. Esto también podría haber sido causa de la crisis que todavía se teme que pueda ser peor.

Discriminación hacia los niños y personas con VIH

Hoy la hija de dos años de Shaikh es considerada una paria. Sus familiares no la abrazan, no juegan con ella, evitan estar cerca. Le tienen miedo porque temen que les transmita la condición al tener contacto con la pequeña. Y así hay muchos menores afectados. Los que tienen VIH son separados, segregados de los que no tienen la condición, en las aulas de clase. Y esto es algo con lo que también luchan los médicos y paramédicos que atienden la crisis en la ciudad.

Aunque hay mucha ansiedad y temor por el VIH, la gran mayoría teme ir a hacerse una prueba, principalmente por la falta de educación sobre el tema, más que por la escasez de recursos.

No solo es Ratodero, es Pakistán. En la última década, el país ha enfrentado un incremento en los casos de VIH positivo. Según estimaciones de la Organización de naciones Unidas, el número de nuevas transmisiones aumentó 38% en las edades de entre 15 a 24 años, y hay aproximadamente 160.000 casos en la nación, aunque el número podría ser más alto. El país ha gastado muy pocos recursos para tratar esta problemática y depende del apoyo en otros países.

Las medidas que se tomen al respecto deben estar acompañadas de mayor educación sobre el tema para todos los ciudadanos. Además de la exclusión, muchas personas con un diagnóstico de VIH positivo se enfrentan no solo a la segregación, sino a la violencia. En mayo, un hombre estranguló a su esposa por tener VIH, mientras otra mujer, también con la condición, fue atada a un árbol por su familia para evitar que “propagara el VIH por el resto de la ciudad”. Y esto, desde luego, revela la ignorancia y desconocimiento sobre lo que este diagnostico significa y cómo la condición se puede transmitir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here