Detectan deficiencias en el control y prevención de VIH en las Fuerzas Armadas y PNP

Laboratorio del COPRECOS carece de equipamiento operativo, lo cual pone en riesgo la conservación de muestras y reactivos para pacientes con VIH, tal como constató la Contraloría durante inspección.

Escribe: Renato Arana Conde / Conexión Vida 

Lima, Perú.- La Contraloría General de la República alertó sobre una serie de deficiencias de los equipos del laboratorio del Comité de Prevención y Control del VIH/SIDA en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional (COPRECOS) lo que pone en vulnerabilidad a las personas con VIH que sirven en dichas instituciones del Estado.

En la inspección de la Contraloría, que se desarrolló del 30 de enero al 12 de febrero, se constató la inoperatividad de una congeladora eléctrica (que alcanzaba una temperatura de 86 grados bajo cero) debido a que ya cumplieron su ciclo de vida útil.

Sin embargo, ante una situación adversa, este laboratorio cuenta con otra congeladora eléctrica de respaldo (que llega a una temperatura de 30 grados bajo cero). No obstante, para remate, este aparato tampoco funcionaba a causa de su antigüedad. Tampoco sirve el sistema de aire acondicionado, indispensable para mejorar la conservación de las muestras y reactivos.

Como resultado, describe el informe, se echaron a perder varias unidades de suero destinadas para las pruebas confirmatorias Western Blot, así como unidades de plasma utilizadas para pruebas de carga viral. Además, peligran las pruebas para recuento de linfocitos T CD4/CD8, pruebas rápidas para VIH.

Aunque de nada serviría tener frigoríficos nuevos y operativos si no se cuenta con un grupo electrógeno, en caso se presente un corte de energía en las instalaciones de este centro de prevención y control. Y eso es justamente lo que constató en la inspección. No había grupo electrónico, pese a que el COPRECOS realizó a la Dirección de Abastecimiento un pedido de compra el 10 de febrero de 2017. ¡Hace tres años!

Tampoco se cuenta con un registrador electrónico de datos (data logger) para un óptimo control constante de la temperatura de los equipos de refrigeración; ya que el monitoreo por parte del personal de laboratorio se realiza solo de lunes a viernes, en horario laboral de 8 de la mañana a 4 de la tarde. En los días laborales, los insumos quedan a merced de la suerte.

A esta carencia se suma la presencia de humedad y corrosión en la caja metálica (incluido cableado) del tablero electrónico en las instalaciones del COPRECOS, lo cual pone en riesgo, al personal, el equipamiento, así como los reactivo y pruebas de las personas con VIH en las Fuerzas Armadas.

Para Marlon Castillo, vocero del grupo de vigilancia de medicamentos, GIVAR, es indispensable que las áreas de infectología de los establecimientos de salud, tengan buena infraestructura y el equipamiento esté operativo para evitar riesgos de contaminación de muestras médicas o resultados de laboratorio.

“En el país, hace falta una entidad que supervise y monitoree la parte logística de los hospitales y centros de salud. Además, se requiere de medidas administrativas y presupuestales que permitan agilizar la manera de reponer equipos dañados o repotenciar unidades obsoletas”, recomendó Castillo. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here