Pruebas rápidas para coronavirus desatan controversia

A favor y en contra de las pruebas rápidas para el COVID-19. Expertos exponen sus argumentos.

Escribe: Renato Arana – Conexión Vida 

Lima, Perú.- Ante la adquisición de 1 millón 400 mil pruebas rápidas serológicas para detección del COVID-19, anunciado por el presidente Vizcarra, se han levantado posiciones en contra y a favor de estos dispositivos de descarte del virus en plena emergencia sanitaria.

Uno de los opositores a esta compra es el exdirector del Instituto Nacional de Salud, Ernesto Bustamante, quien advirtió que estos exámenes rápido podrían arrojar falsos resultados negativos. “Son rápidas porque solo toma 15 minutos en realizarla, pero no detecta el virus en sí o su antígeno, sino detecta los anticuerpos que genera el cuerpo en respuesta a la presencia de un virus”, detalló Bustamante.

Explicó que estos anticuerpos se generan entre tres a siete días desde que la persona que se infecta del COVID-19, y mientras esto se desarrolla, puede contagiar el virus a otras personas sin necesidad de mostrar síntomas, agravando la pandemia.

Otra personalidad crítica es la ex ministra de salud, Silvia Pessah, quien -durante una reunión con el actual ministro de Salud, Víctor Zamora, y directores de hospitales- se declaró en contra de la adquisición de las pruebas rápidas: “He estado investigando. Para que se produzca el anticuerpo del organismo humano frente al virus hay que esperar hasta siete días. La pregunta del millón es: ¿esas personas que no van a presentar el anticuerpo van a seguir contagiando?”

La contraparte a estas pruebas rápidas serológicas son las pruebas moleculares de PCR (por las siglas en inglés Polymerase Chaian Reaction), las cuales permiten detectar un fragmento del material genético del COVID-19 sin necesidad de esperar la aparición de anticuerpos. Claro, que, de acuerdo a lo declarado por la ministra de Economía María Antonieta Alva, mientras la prueba rápida serológica cuesta 16 soles en el mercado internacional, la prueba molecular alcanza los 200 soles. Al parecer, ahí radica la preferencia por el primer producto.

“Todo el mundo me dice ‘hay que hacerles prueba molecular, entonces’. ¡No, pues! Si no tienen anticuerpos, ¿cómo vas a hacerle prueba molecular porque no sabemos si es positivo al COVID-19?” respondió Pessah sobre el uso de las pruebas moleculares de PCR.

El presidente Martín Vizcarra, pese a esta oleada de críticas de expertos en la salud pública, respaldó hoy la compra de las más de 1 millón de pruebas rápidas. “Estas pruebas no van a reemplazar a las pruebas moleculares que vamos a continuar realizando, sino van a complementarlas”, aclaró Vizcarra.

En tanto, el ministro Zamora añadió que la controversial adquisición tiene el respaldo del comité de expertos independientes al cual el Minsa consulta permanentemente sobre las tecnologías que se usarán progresivamente en esta pandemia.

Se conoció, que la adquisión de las pruebas rápidas, se realiza por la Central de Compras Públicas – PERÚ COMPRAS, organismo público adscrito al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y no con el Centro Nacional de Abastecimiento de Recursos Estratégicos en Salud, especializado en la adquisición de productos médicos en el país. 

El gobierno peruano está en proceso de adquisición de 300 mil pruebas moleculares nuevas. “Ya se procesaron 8,000 pruebas moleculares y aún tenemos 12 mil más para esta y la próxima semana, por eso hemos pedido otras 300 mil para llegar a todo el país” dijo el ministro Zamora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here